6 de marzo de 2021
3 de junio de 2009

Comptos advierte de que algunos proyectos de Huarte "no siempre han correspondido a necesidades propias del municipio"

PAMPLONA, 3 Jun. (EUROPA PRESS) -

La Cámara de Comptos ha advertido de que "gran parte de las actuaciones relacionadas con el urbanismo o la gestión de grandes proyectos" por parte del Ayuntamiento de Huarte, como el Centro de Arte Contemporáneo, la pista de hielo o las galerías comerciales, "han sido realizadas buscando satisfacer objetivos en su mayor parte aceptables, pero que no siempre han correspondido a necesidades propias del municipio y sus habitantes".

El órgano fiscalizar considera que estas actuaciones no siempre han sido "debidamente justificadas, valoradas y priorizadas en función de los recursos disponibles, ni utilizado medios y procedimientos ajustados a derecho".

La Cámara de Comptos establece en un informe de fiscalización del Ayuntamiento de Huarte que el consistorio ha creado una estructura de sociedades públicas durante su expansión de urbanística, pero señala que estas sociedades "carecen de medios propios y han funcionando como sociedades intermediarias de gestión entre el Ayuntamiento y los terceros, que han sido contratados al cien por cien para ejecutar las obras y servicios o gestionar los proyectos".

Comptos apunta que "ello contribuye a dificultar la visibilidad del proceso y de las operaciones que resultan complejas con la intervención de entidades diferentes, a duplicar o alargar las operaciones y, en último término, a reducir la transparencia y la clara definición de responsabilidades para cada actuación".

El órgano fiscalizador considera que este análisis "obligaría al Ayuntamiento a replantearse la estructura, dimensiones, organización y control interno de su sector público y, en todo caso, a reforzar el grado de transparencia y control de todos los gastos públicos municipales".

Igualmente, la Cámara recomienda que, "con carácter previo a la aprobación de las grandes inversiones, el Ayuntamiento realice análisis pertinentes sobre su necesidad, finalidades perseguidas, alternativas existentes y viabilidad futura, teniendo en cuenta los relevantes gastos de mantenimiento que generan dichas inversiones".

Respecto a la legalidad en el funcionamiento del Ayuntamiento, Comptos señala que su actividad económico-financiera "se desarrolla, en general, de acuerdo con el principio de legalidad", a excepción de varias salvedades.

Esas salvedades serían "la existencia, desde 2004, de dos plazas de intervención con distintos niveles y complementos retributivos en la plantilla orgánica y la convocatoria para la provisión y reencuadramiento del puesto de interventor, la autorización del pago de la antigüedad y grado a los contratados administrativos, la no conformidad a la normativa sobre contratación de determinados contratos de servicios y obras y de adjudicación y enajenación de parcelas, incluidas algunas pertenecientes al patrimonio municipal del suelo y dotacionales públicas, el propio plan municipal que no se ha adaptado a la normativa y diversas actuaciones y procedimientos seguidos en los convenios urbanísticos examinados que no se han ajustado a derecho".