15 de enero de 2021
4 de abril de 2012

Comptos considera "inadecuada" la planificación del centro 0-3 años de Alsasua

Recomienda al Ayuntamiento que siga conteniendo gastos corrientes y priorice inversiones

PAMPLONA, 4 Abr. (EUROPA PRESS) -

La Cámara de Comptos ha puesto de manifiesto la "inadecuada" planificación del centro de educación infantil 0-3 años de Alsasua, "una obra sencilla", que se proyectó en 2008 y todavía no está concluida, "denotando una falta de rigurosidad en su programación y gestión".

Comptos ha publicado el informe del Ayuntamiento de Alsasua correspondiente a 2010, realizado tras una petición del grupo parlamentario UPN en la que se solicitaba revisar el expediente de construcción del centro de 0-3 años. A la vista de la petición, Comptos decidió ampliar el objetivo del informe y analizar también la cuenta general de 2010, el cumplimiento de legalidad y la situación financiera del consistorio.

Respecto a la construcción del centro de educación infantil, el informe recuerda que el proyecto se aprobó en diciembre de 2008, con un importe de 1,6 millones y una previsión de subvenciones del Gobierno que rondaba el millón. En octubre de 2009 se adjudicó por 1,3 millones y un plazo de ejecución de seis meses. Sin embargo, en marzo de 2010 el adjudicatario entró en concurso de acreedores y a los dos meses se resolvió el contrato sin que la obra estuviera finalizada.

En opinión de la Cámara de Comptos, en las fases de adjudicación de obras y de resolución del contrato, el Ayuntamiento de Alsasua actuó "correctamente".

Sobre las certificaciones presentadas, el informe señala que la segunda se presentó con más obra que la realmente ejecutada para llegar al mínimo de gasto justificable que exigía el Departamento de Educación para conceder la subvención de 2009. Dicha certificación fue aprobada por resolución de Alcaldía, previo informes favorables de los estamentos implicados.

Posteriormente y como consecuencia de diversas incidencias en la obra y de la entrada en concurso de acreedores del adjudicatario, la dirección facultativa de la obra pone de relieve que dicha certificación no responde a la obra realmente ejecutada a finales de 2009. Se informó del hecho a los Departamentos de Educación y Administración Local, se constituyó una comisión en el Ayuntamiento para aclarar el asunto y se anuló la certificación. El Ayuntamiento devolvió en junio de 2010 al Departamento de Educación el importe de la subvención recibida, según Comptos.

El órgano fiscalizador señala que certificar más obra que la ejecutada es una actuación "contraria a los principios legales y de buena gestión que deben presidir las actuaciones de todas las administraciones públicas". El informe añade que si el adjudicatario no hubiera entrado en concurso de acreedores, la cuantificación de esa segunda certificación posiblemente se hubiera realizado con ajustes en las certificaciones siguientes.

En opinión de la Cámara de Comptos, "la deficiente planificación temporal y financiera, además de lo estricto de las fechas para justificar la subvención, explican la actuación municipal, aunque eso no sirva como justificación". Pide así que se reflexione sobre el actual sistema de concesión de subvenciones, "buscando un sistema más flexible en el que prime la financiación de las obras en función del grado efectivo de avance de las mismas".

EL AYUNTAMIENTO

Por otro lado, la Cámara de Comptos ha recomendado al Ayuntamiento de Alsasua que adopte las decisiones oportunas sobre los desarrollos urbanísticos paralizados, en los que ha adelantado dinero. Dada además la actual coyuntura económica, también considera necesario seguir conteniendo los gastos corrientes, aumentar la generación de recursos ordinarios, priorizar inversiones y autofinanciar los servicios no obligatorios.

El órgano fiscalizador señala que en 2010 el Ayuntamiento de Alsasua gastó 8,9 millones, cifra que corresponde también a lo ingresado. Esos gastos e ingresos incluyen los de los organismos autónomos: Escuela Municipal de Música y Residencia de Ancianos Aita Barandiaran.

Analizada la cuenta general, el informe señala que refleja la imagen "fiel" de la liquidación de sus presupuestos, su situación patrimonial y los resultados de sus operaciones. Existe, no obstante, una salvedad referida al inventario de bienes, no actualizado. En cuanto a la legalidad, la actividad económico-financiera del ayuntamiento se ha desarrollado respetando la normativa vigente.

Respecto a la situación financiera, el informe destaca que en 2010 los gastos e ingresos descendieron un 28%, debido sobre todo a la disminución de las inversiones (de 5,3 a 2,5 millones) y de las transferencias de capital (de 4,2 a 2 millones). También hubo una política de contención de los gastos corrientes, que disminuyeron un 5%.

En el capítulo de gastos el personal supone un 31%, otros gastos corrientes el 34% y las inversiones el 32%. En cuanto a los ingresos, las transferencias sumaron el 60% y los tributarios el 38%. Destaca el buen comportamiento de los impuestos directos y una importante reducción del ICIO (Impuesto de Construcciones y Obras).