5 de agosto de 2020
25 de mayo de 2010

La delegada del Gobierno dice que la ley de tráfico busca "mejorar la seguridad" y evitar la "impunidad" del infractor

La delegada del Gobierno dice que la ley de tráfico busca "mejorar la seguridad" y evitar la "impunidad" del infractor
EP/DELEGACIÓN

PAMPLONA, 25 May. (EUROPA PRESS) -

La delegada del Gobierno en Navarra, Elma Sáiz, defendió esta mañana en rueda de prensa que la nueva ley de tráfico, que entra en vigor hoy, tiene como objetivo principal "mejorar la seguridad" en las carreteras y resaltó la importancia de "evitar la impunidad de aquellos conductores que siguen constantemente incumpliendo las normas".

Para ello, la ley abrevia el procedimiento sancionador, de forma que el conductor contra el que se formule una denuncia tendrá un plazo de veinte días bien para recurrir o bien para abonar la sanción. Si decide pagar la multa en el plazo de veinte días, la sanción le será rebajada en un 50 por ciento.

El año pasado, la Jefatura Provincial de Tráfico tramitó 63.877 denuncias, sobre las que dictó resolución sancionadora en 58.305 casos y recaudó un 79,6 por ciento de lo sancionado. En estos datos no se incluyen las intervenciones de las policías locales de Navarra.

Según explicó el jefe provincial de Tráfico, Vicente López, la nueva norma establece una cuantía fija y única para cada infracción, que será de aplicación obligatoria para todas las administraciones. "Hasta ayer podía ocurrir que una infracción fuera tipificada de una forma y a pocos kilómetros de otra forma distinta, o lo que es más grave, que un hecho fuera sanción y a pocos kilómetros no. Si las leyes son para todos iguales, apliquémoslas para todos igual", dijo.

La ley incluye nuevas infracciones graves, como la de programar el navegador conduciendo o que el titular de un vehículo permita que sea conducido por una persona que nunca ha obtenido el permiso de conducción.

Se introduce también un catálogo de infracciones muy graves como no instalar la señalización de obras o hacerlo incorrectamente, o conducir vehículos que tengan instalados inhibidores de radar (que impiden su correcto funcionamiento) con una sanción de 6.000 euros.

La nueva ley simplifica además el cuadro de infracciones que detraen puntos, pasando de 27 a 20, con el fin de sancionar únicamente conductas graves y muy graves. No se restarán puntos por no llevar las luces cuando sean obligatorias, parar o estacionar en los carriles de transporte público o circular por autopistas o autovías con vehículos no autorizados para ello.

Elma Sáiz resaltó que esta ley persigue "profundizar en la labor pedagógica, tan necesaria en una materia como ésta", y pidió, en estas fechas en la que llegan las buenas temperaturas, que "los conductores sean prudentes para evitar accidentes y atropellos". "Entre todos conseguiremos que las cifras de mortalidad o de accidentes se vean cada vez más reducidas", dijo.

CONVENIO CON PAMPLONA Y TUDELA

Por otra parte, esta mañana se hizo entrega por parte de la Jefatura Provincial de Tráfico de Navarra de dos vehículos a los Ayuntamientos de Pamplona y Tudela que serán utilizados por sus respectivas policías municipales.

Vicente López explicó que estos vehículos servirán para controles de exceso de velocidad o de alcoholemia y explicó que el objetivo es "intentar conseguir una mayor cuota de seguridad vial en las vías urbanas".