31 de octubre de 2020
28 de septiembre de 2020

Las demandas de disolución matrimonial bajan un 40% en Navarra en el segundo trimestre por la alerta sanitaria

Las demandas de disolución matrimonial bajan un 40% en Navarra en el segundo trimestre por la alerta sanitaria
Una pareja sentada en un banco en el Parque del Retiro en Madrid (España), a 29 de junio de 2020 - ÓSCAR CAÑAS - EUROPA PRESS - ARCHIVO

Entre abril y junio los juzgados tramitaron 231 demandas de separación o divorcio frente a las 386 del mismo periodo de 2019

PAMPLONA, 28 Sep. (EUROPA PRESS) -

El impacto de la crisis sanitaria causada por la Covid-19 también se ha hecho notar en las demandas de disolución matrimonial presentadas en Navarra en el segundo trimestre de 2020, el más afectado por la declaración del estado de alarma y la consiguiente paralización de la actividad judicial.

Así, el número de total de demandas de disolución matrimonial -separaciones y divorcios- se redujo en un 40,16% respecto al segundo trimestre de 2019, según los datos recogidos por el Servicio de Estadística del Consejo General del Poder Judicial.

En concreto, entre abril y junio se presentaron 11 demandas de separación consensuadas frente a las 18 registradas en el mismo periodo del año anterior, así como cuatro contenciosas, cinco menos que en el segundo trimestre de 2019.

Respecto a los procesos de divorcio, en el periodo analizado se instaron 146 de mutuo acuerdo -el pasado año fueron 232, esto es, un descenso del 37,1%- y 70 no consensuados frente a los 127 del año anterior, un decremento del 44,9%.

Asimismo, en el segundo trimestre de este año no se presentó demanda alguna de nulidad matrimonial, ha informado el TSJN en un comunicado.

Poniendo en relación las demandas de disolución matrimonial del total del año con la población a 1 de enero de 2020, el mayor número de demandas de disolución por cada 10.000 habitantes se ha dado en Canarias, con 5,3. Junto con Murcia, 5,2; la Comunidad Valenciana, 5; Cataluña, 4,9; Islas Baleares, 4,7; La Rioja, 4,6; Andalucía, 4,5; y Cantabria, 4,4, todas ellas superan la media nacional, que es de 4,3.

Las más bajas, se han dado en Madrid, con 3,4 demandas de disolución matrimonial por cada 10.000 habitantes; Castilla y León, 3,7; Aragón y Galicia, 3,8; Extremadura y País Vasco, 3,9; y Navarra, Asturias y Castilla La Mancha, 4.

Asimismo, entre abril y junio se iniciaron en la Comunidad foral 35 procedimientos de modificación de medidas consensuadas y 60 contenciosas, es decir, 95 en total.

Por último, en los procedimientos de guardia, custodia y alimentos de hijos no matrimoniales se incoaron 46 demandas de mutuo acuerdo y 67 no consensuadas.