19 de octubre de 2019
  • Viernes, 18 de Octubre
  • 23 de junio de 2009

    Detenidas siete personas en Pamplona acusadas de robar en domicilios de personas mayores

    PAMPLONA, 23 Jun. (EUROPA PRESS) -

    Agentes de la Policía Nacional han detenido en Pamplona a siete personas, cuatro hombres y tres mujeres, una de ellas embarazada, acusados de formar un grupo organizado dedicado a robar en domicilios ocupados por personas mayores.

    Los detenidos, de entre 20 y 36 años y de origen macedonio, están acusados de cometer delitos de asociación ilícita, hurto, estafa, usurpación de funciones públicas, falsedad documental y estancia ilegal, según informó la Policía Nacional en un comunicado.

    Los detenidos están implicados presuntamente en al menos 18 hechos delictivos con un perjuicio económico de unos 50.000 euros en joyas y 20.000 euros en dinero en efectivo.

    Las investigaciones se iniciaron en el mes de marzo con motivo de denuncias presentadas en diversos cuerpos policiales (Policía Foral y policías municipales de Pamplona y Burlada, entre otros) por víctimas de robos en domicilios.

    Los ladrones actuaban en parejas, bien vestidos y con un trato educado, haciéndose pasar por funcionarios de los ayuntamientos de Pamplona, Burlada, Berrioplano, Azagra o Sesma, entre otras localidades. En los domicilios solicitaban a los inquilinos la participación en asociaciones benéficas dedicadas a traer niños del extranjero o personas enfermas para tratamiento en España.

    Los hechos se cometieron en viviendas de personas de avanzada edad que previamente los ladrones habían seleccionado. Mientras uno de los delincuentes distraía a las víctimas, otro registraba sus dormitorios sustrayendo principalmente joyas y dinero en metálico.

    Por los datos obtenidos en la investigación, la Policía Nacional acreditó la participación de las mismas personas en todos los hechos delictivos, con idénticas formas de actuación. Los presuntos responsables de los robos fueron localizados en las inmediaciones del domicilio en el que residían, tras lo cual se organizó el operativo para practicar los arrestos.

    Como resultado de los registros policiales tras estas detenciones, se intervinieron joyas valoradas en más de 20.000 euros, documentos utilizados para identificarse como funcionarios de ayuntamiento y numerosos justificantes de envío de dinero al extranjero por un montante de 12.000 euros. Diversas joyas han sido entregadas a sus propietarios, quedando pendiente de localizar a las restantes víctimas.

    La Policía Nacional está investigando la posible participación de los detenidos en otros hechos cometidos en localidades de Aragón, La Rioja, Castilla León o País Vasco.

    Los arrestados, a los que les constan detenciones anteriores por hechos similares, han sido puestos a disposición de la autoridad judicial.