8 de abril de 2020
29 de mayo de 2014

El edificio de viviendas domóticas de la calle Descalzos de Pamplona recibe uno de los premios Asprima-SIMA 2014

El edificio de viviendas domóticas de la calle Descalzos de Pamplona recibe uno de los premios Asprima-SIMA 2014
EP/AYUNTAMIENTO DE PAMPLONA

PAMPLONA, 29 May. (EUROPA PRESS) -

El edificio de viviendas domóticas de la calle Descalzos, 24 de Pamplona ha recibido el premio 'Vivienda protegida de nueva construcción de iniciativa pública' de la categoría 'Mejor actuación inmobiliaria residencial', dentro de la undécima edición de Premios Inmobiliario Internacionales Asprima-SIMA 2014.

El fallo y acto de entrega de premios tuvo lugar anoche en Madrid. Se encargó de recoger el galardón Alberto Calvo, responsable de la sociedad municipal Pamplona Centro Histórico, según ha informado en una nota el Ayuntamiento de Pamplona.

Este inmueble es una actuación de Pamplona Centro Histórico que requirió una inversión de 2,1 millones de euros. Su proyecto y dirección de obras fue llevado a cabo por Oscar Pérez Silanes y Carlos Pereda Iglesias, arquitectos del estudio Pereda Pérez Arquitectos con ATEC aparejadores. Las obras, que culminaron en 2013, fueron ejecutadas por la empresa de construcción Antonio Erro y Eugui S.A.

El edificio consta de sótano, planta baja y cuatro alturas, espacios en los que se distribuyen 6 viviendas (3 dúplex y tres pisos en planta) y dos locales comerciales, y es singular por su ubicación en el gran mirador que es el Paseo de Ronda.

De hecho es una solución arquitectónica que ha tenido especial cuidado con la imagen de las tres fachadas, para garantizar la continuidad de la trama urbana en la calle Descalzos y completar la silueta de la ciudad antigua sobre el lienzo de la muralla y el Arga.

El Ayuntamiento de Pamplona, a través de la empresa pública PCH, desarrolla el Plan de Vivienda en las Zonas de Intervención Preferente (ZIP) para conseguir, con la intermediación municipal, actuaciones de mayor envergadura que las rehabilitaciones privadas; en ese sentido se agrupan parcelas para permitir remodelaciones de edificios completos que consigan obtener los estándares de calidad y de habitabilidad que se requieren actualmente, regenerando la zona.

Este edificio es, además, finalista entre los proyectos presentados a los Premios FAD de Arquitectura 2014, que se fallarán el próximo 3 de julio en Barcelona.

De entre las 60 presentadas inicialmente, hay 25 obras seleccionadas para las cuatro categorías a concurso. Entre ellas se halla también otra intervención municipal: el Parque de Aranzadi, obra de Alday y Jover Arquitectura y Paisaje.

Los Premios FAD (Foment de les Arts i del Diseny) se instituyeron en el año 1958 con el objetivo de impulsar las corrientes de vanguardia y reconocer la calidad en los nuevos caminos e investigaciones abiertos respecto a los lenguajes tradicionales.