24 de octubre de 2019
  • Miércoles, 23 de Octubre
  • 1 de julio de 2014

    ELA pide quitar la sanción al presidente de la comisión de Policía Foral

    El sindicato argumenta que "sus críticas a la dirección han sido avaladas por mandos y agentes"

       PAMPLONA, 1 Jul. (EUROPA PRESS) -

       ELA ha exigido que "se retire la sanción al presidente de la comisión de personal de la Policía Foral" por sus declaraciones sobre el montón del encierro ocurrido el 13 de julio del pasado año, ya que, según el sindicato, "sus críticas a la dirección han sido avaladas por mandos y agentes".

       En un comunicado, ELA ha reclamado al departamento de Interior del Gobierno de Navarra que "depure con la máxima urgencia las responsabilidades profesionales por el caos y la falta de planificación que sufrieron los agentes de Policía Foral destinados en el encierro del 13 de julio de 2013".

       "Tal y como ha quedado acreditado, mandos de Policía Foral ordenaron la retirada a la base cuando la enfermería de la plaza estaba a rebosar de heridos y no se conocían todavía las consecuencias del peligrosísimo montón producido ese día en el callejón", ha asegurado.

       Además, ELA ha destacado que "se ha demostrado que no existía ningún protocolo de actuación, ni aparatos de comunicación entre los agentes, lo que degeneró en una inacción muy preocupante que no puede repetirse en estos próximos Sanfermines". El sindicato ha censurado que "la incompetencia de ciertos mandos es responsabilidad de la dirección de Interior del Gobierno de Navarra" y que "las consecuencias deben ser también políticas, incluidas las del consejero Javier Morrás".

       ELA ha opinado que "con el único objetivo de desviar la atención sobre estos hechos, la dirección de Interior ha resuelto el expediente contra el presidente de la comisión de personal de Policía Foral, imponiéndole una sanción de dos meses sin empleo y sueldo". De entrada, ha indicado el sindicato, "supone una rebaja de un mes sobre la propuesta inicial, lo que indica bien a las claras la desproporción de esta medida y la inseguridad de los instructores por la manifiesta carencia de elementos que incriminen al delegado de ELA".

       "Es más, le sancionan por unas críticas lanzadas en agosto de 2013 que los hechos han confirmado sin asomo de duda: la realidad acaba y ha dado la razón al máximo representante de la plantilla", ha defendido ELA.

    "CORDÓN POLICIAL INADECUADO"

       En concreto, ELA ha asegurado que "el cordón policial dentro del callejón era inadecuado y peligroso, y por eso se eliminó el pasado 14 de julio y en 2014 no se va a desplegar" y ha criticado que "la retirada de un mando de la Policía Foral fue lenta el día del montón, lo que provocó un cierre defectuoso de la puerta del callejón, algo que la Meca ha reconocido (se va a anclar definitivamente dicha puerta)".

       Por otro lado, el sindicato ha destacado que "los agentes en la plaza no sabían qué hacer, no había ningún protocolo de actuación y a día de hoy no lo hay para 2014, y sufrieron una ausencia de órdenes que pudo degenerar en tragedia".

       Además, ELA ha señalado que "se produjo una omisión de socorro cuando los mandos de Policía Foral ordenaron regresar a la base cuando aún no se conocía el alcance del montón".

       En definitiva, ha afirmado el sindicato, "las comunicaciones de aquellos momentos han demostrado que el caos y la desorganización fue la pauta en la acción de los mandos de la Policía Foral".

       Por todo ello, ELA ha insistido en que "el expediente contra el presidente de la comisión de personal debe retirarse" y ha dicho que "se adoptarán las iniciativas judiciales oportunas en torno a los sucesos de aquel 13 de julio".

       A juicio del sindicato, "la dirección de Interior busca con esta sanción neutralizar una acción sindical que está poniendo en jaque el autoritarismo y la opacidad en Policía Foral, pero ELA no va a aceptar ningún tipo de persecución sindical y continuará firme en la defensa del colectivo".