19 de septiembre de 2019
19 de abril de 2018

Entregados a sus familiares los restos de cuatro navarros asesinados en 1936

Un total de 21 personas desaparecidas han sido identificadas gracias al Banco de ADN creado por el Gobierno de Navarra

PAMPLONA, 19 Abr. (EUROPA PRESS) -

Los pasados 12 y 15 de abril el Gobierno de Navarra hizo entrega a sus familiares de los restos de Gregorio Almingol, Avelino Arriazu y Marcos Cerdán en Buñuel, y de los de Victor Urquijo en Alsasua. Los tres primeros fueron asesinados el 26 de agosto de 1936 en la localidad zaragozana de Magallón, y el cuarto fue asesinado en la sima de Otsaportillo.

Los restos de los tres vecinos de Buñuel habían sido exhumados en 2009 por la Asociación de Familiares y Amigos de Asesinados y Enterrados en Magallón y la Sociedad de Ciencias Aranzadi.

En el marco de los trabajos del Banco de ADN, la Dirección General de Paz, Convivencia y Derechos Humanos retomó el proceso de identificaciones, que había quedado interrumpido por falta de financiación, ha señalado el Gobierno navarro en un comunicado.

Victor Urquijo, en cambio, se trata de una de las siete personas recuperadas en la sima de Otsaportillo que han podido ser identificadas hasta la fecha. Los trabajos en torno a las exhumaciones en esta sima continúan con la posibilidad de que pueda haber nuevos resultados.

Estas identificaciones se enmarcan en el trabajo desarrollado por el Banco de ADN, creado en 2016 y gestionado por la empresa pública Nasertic. Durante este tiempo se han abierto 144 expedientes, que han permitido la identificación de 21 personas.

La Dirección General de Paz y Convivencia continúa trabajando también en la localización de familiares de los presos de la fuga de Ezkaba, de modo que se pueda llegar a identificar a las personas recuperadas gracias al Programa de Exhumaciones.

El Gobierno foral ha destacado que uno de los primeros resultados obtenidos en el I Encuentro de la Red Interautonómica de Memoria Histórica celebrado el pasado mes de marzo fue, precisamente, la colaboración entre las cuatro comunidades autónomas que cuentan con Bancos de ADN: Navarra, Andalucía, Cataluña y Euskadi.

Una de las primeras medidas adoptadas ha sido la de avanzar en la coordinación entre los bancos de ADN para compartir criterios y datos. Para ello, el próximo 23 de mayo tendrá lugar una reunión de trabajo entre los cuatro Bancos de ADN, en la que tendrá presencia el Gobierno de Navarra.