22 de agosto de 2019
22 de julio de 2010

Una experta de la UN afirma que la futura ley de Seguridad Alimentaria es "imprescindible" en España

PAMPLONA, 22 Jul. (EUROPA PRESS) -

Para la investigadora de la Universidad de Navarra Amelia Martí del Moral, experta en obesidad infantil, la nueva ley de Seguridad Alimentaria presentada por el Ministerio de Sanidad a las autonomías para limitar la presencia de alimentos poco saludables en los colegios era "urgente" en España, "donde el porcentaje de obesidad infantil entre los 6 y los 12 años alcanza el 16,1 por ciento".

En este sentido, la profesora de la Facultad de Farmacia ha subrayado que el contenido de la nueva norma ya fue definido por la Organización Mundial de la Salud en 2004 y aplicado por varios países europeos desde los años 90. "Lo interesante será ver con qué recursos contará la Administración para asegurar que se cumpla esta limitación en el acceso a los productos y bebidas con escaso valor nutricional en las máquinas expendedoras, así como el mayor control dietético-nutricional en los menús escolares", ha señalado, para aclarar que "asimismo la norma debería involucrar a las comunidades autónomas, ayuntamientos, asociaciones de padres, etc.".

Sin embargo, ha apuntado que la armas para contrarrestar la presión de un ambiente obesigénico "deben adquirirlas los niños con el buen ejemplo familiar". "De otro modo conseguirán los refrescos, caramelos y golosinas en cualquier otro lugar y el problema continuará", ha añadido.

Entre las medidas de la nueva ley se encuentra también la supervisión, por parte de profesionales, de los menús para que sean equilibrados -contengan el aporte calórico por día dividido en desayuno (25%), comida (35%), cena (30%) y almuerzo y merienda (10%)- y sean saludables -aliñar con aceite de oliva, evitar platos precocinados, utilizar sal yodada, etc.-. Según la experta, este papel de supervisión es prioritario y debe correr a cargo de los dietistas-nutricionistas, pues son los especialistas en la materia.

LOS REFRESCOS DUPLICAN EL RIESGO DE OBESIDAD

Precisamente la profesora titular de Fisiología de la Universidad de Navarra, junto con otros investigadores, publicó un estudio sobre el consumo de bebidas carbonatadas entre los niños navarros. "Nuestra conclusión fue que cada refresco extra casi duplicaba el riesgo de sufrir obesidad y hacía que bebieran menos agua y leche, algo que también incidía de forma negativa sobre la salud", ha explicado.

La investigadora, que forma parte del Grupo de Estudio Navarro de la Obesidad Infantil (Genoi), ha recordado que otra de las causas del incremento de la obesidad se encuentra en el cambio de hábitos de los niños: "En su manera de jugar -se ha pasado del juego activo, con compromiso físico, a otro más pasivo, como los videojuegos- y el abandono del patrón dietético mediterráneo, que hacía de España un ejemplo en los 70 y cuyo abandono ha hecho que en sólo 5 años hayamos triplicado las tasas de obesidad, convirtiéndonos en el cuarto país europeo con mayores cifras". "Tampoco podemos ignorar el crecimiento de los casos de diabetes, un problema asociado a la obesidad que sufren cada vez más menores", ha concluido Martí del Moral.

Por último, la profesora Martí del Moral ha apelado a la necesidad de alguna estrategia equivalente para los alumnos de Secundaria, "donde por ahora sólo se quitará la publicidad de las máquinas expendedoras".

Para leer más