4 de agosto de 2020
15 de febrero de 2014

Fallece el sacerdote Lucas Francisco Mateo-Seco, uno de los profesores que comenzaron la Facultad de Teología de la UN

Fallece el sacerdote Lucas Francisco Mateo-Seco, uno de los profesores que comenzaron la Facultad de Teología de la UN
EP/UNIVERSIDAD DE NAVARRA

PAMPLONA, 15 Feb. (EUROPA PRESS) -

Lucas Francisco Mateo-Seco (La Campana, Sevilla, 1936), sacerdote de la Diócesis de Sevilla y profesor ordinario emérito de la Facultad de Teología de la Universidad de Navarra, ha fallecido este sábado en Pamplona después de una grave enfermedad que padecía desde hacía años.

El sacerdote fue uno de los profesores que comenzaron la Facultad de Teología en 1967. Durante 23 años perteneció a su Junta Directiva y en 2008 recibió la Medalla de Oro de la Universidad de Navarra como reconocimiento al servicio que prestó con su ciencia y su espíritu sacerdotal a la Iglesia y a la Universidad.

El profesor Mateo-Seco, ha indicado la Universidad de Navarra en un comunicado, había sido ordenado sacerdote en Sevilla el 28 de marzo de 1959. En la Universidad Pontificia de Salamanca obtuvo la licenciatura en teología, y en la Pontificia Universidad de Santo Tomás "Angelicum" de Roma, el doctorado en Sagrada Teología. Fue párroco de Torre Alháquime y Profesor y Formador del Seminario de Sevilla.

En el año 1967 se trasladó a Pamplona como profesor del Instituto Teológico de la Universidad de Navarra, que en 1969 sería erigido por la Santa Sede como Facultad. Desde entonces hasta el 2006, año en que se jubiló, fue profesor de la Facultad de Teología de la Universidad de Navarra y ejerció una "memorable labor docente e investigadora".

Además, ha destacado el centro académico, "muchas personas de Pamplona lo conocieron y apreciaron por la colaboración pastoral que durante años desarrolló en la parroquia de San Lorenzo".

Es autor de más de un centenar de libros y trabajos científicos en publicaciones internacionales y ha sido maestro de muchas generaciones de alumnos. Impartió cursos en Roma, Brasilia, Porto Alegre, México, Chiclayo o Bogotá. Además, "ha sido maestro de maestros, pues dirigió numerosas tesis doctorales y supo formar a muchos alumnos que más tarde llegarían a ser sus colegas".

Fue director de la Revista Scripta Theologica desde 1994 hasta el 2006 y, desde el 2002 hasta la actualidad, continuó dirigiendo la Revista Scripta de Maria. Era miembro de la Società Tommaso d'Aquino, de la Pontificia Academia Mariana Internacional y de la Sociedad Mariológica Española.

Durante los últimos años, ya retirado de la docencia, continuó ejerciendo su labor como sacerdote y profesor con "generosidad, alegría y dedicación".

El decano de la Facultad de Teología, Juan Chapa, ha resaltado que el profesor Mateo-Seco "quiso a la Teología y a la Universidad con pasión hasta el final de su vida". "Siempre, hasta pocos días antes de fallecer, estuvo disponible para ayudar, con su buen hacer y su gran experiencia, en aquello que más falta hiciera", ha resaltado.

Ha remarcado además que el profesor Mateo-Seco, sacerdote diocesano de Sevilla, era miembro de la Sociedad Sacerdotal de la Santa Cruz, y "tuvo siempre una especial predilección por los sacerdotes y por los candidatos al sacerdocio". "Muchos de los que le trataron recuerdan hoy con profundo agradecimiento sus palabras y su cariño, su sentido del humor y su carácter; su corazón sacerdotal que acogía e impulsaba a cada uno", ha ensalzado.