3 de agosto de 2020
18 de febrero de 2009

García Malo asegura que el proyecto del Reyno de Navarra Arena "sigue su curso" para que sea una realidad en 2011

PAMPLONA, 18 Feb. (EUROPA PRESS) -

La consejera de Asuntos Sociales, Familia, Juventud y Deporte del Gobierno de Navarra, Maribel García Malo, aseguró hoy que el proyecto del Reyno de Navarra Arena "sigue su curso" y que el Ejecutivo trabaja para comenzar las obras a finales de julio y "para que sea una realidad en 2011". También afirmó que se están estudiando las diferentes alternativas para determinar el modelo de gestión.

García Malo, que realizó estas afirmaciones en una comisión parlamentaria celebrada a iniciativa propia y de Nafarroa Bai, defendió que el proyecto "está cargado de vida" y que, "sin duda, contribuirá al desarrollo de Navarra".

A su juicio, esta infraestructura "es necesaria" para la comunidad ya que, "no sólo se trata de un pabellón, sino de mucho más y tendrá tanta relevancia para Navarra que sin duda habrá un antes y un después". En pocos años, se mostró segura de que "no imaginaremos esta tierra sin esta dotación".

Se trata, según la consejera, de una apuesta "importante y valiente de este Gobierno por el deporte, pero también una gran apuesta por la cultura, por el ocio y por los eventos profesionales". Sobre todo, subrayó, "una apuesta sin precedentes para la juventud navarra, que va a disfrutar de las mismas oportunidades que los de comunidades vecinas de acudir a conciertos musicales y a otros eventos que hasta ahora, y a falta de un espacio adecuado, no se podían traer".

En cuanto al modelo de gestión a establecer, explicó que ya se han realizado tareas encaminadas a definir ese modelo, como entrevistas con responsable de otros pabellones, visitas 'in situ' a otros espacios similares o solicitud de programaciones.

En este sentido, dijo que se van a conocer las ventajas e inconvenientes de otras explotaciones antes de decantarse por el modelo adecuado "y para ello se está analizando desde el modelo de gestión privada con una concesión para la explotación, hasta el modelo de gestión pública, pasando por la gestión profesional desde la empresa pública". Cuando se esté elaborando, aseguró que acudirá al Parlamento para dar cuenta de ello.

La consejera también anunció que van a proponer a las federaciones navarras "que participen en el espacio, que sea el suyo" y que para ello instalen ahí sus sedes. Según destacó, esta idea "está cobrando cada vez más fuerza".

NECESIDAD DE UN PLAN DE GESTIÓN

En primer lugar, el parlamentario de NaBai Ioseba Eceolaza afirmó que éste "no es el proyecto que necesita Navarra" y argumentó que cuando se planteó, la comunidad tenía un PIB positivo y ahora ha pasado a decrecer un 1,1 por ciento, por lo que "por el contexto económico y por el sentido común conviene reflexionar sobre su conveniencia".

Criticó asimismo que muchas cuestiones importantes del proyecto siguen aún "muy verdes" y pidió que se paralice porque es "completamente prescindible". También cuestionó el aforo y "la coartada" que supone, a su juicio, "esconder la escasez de eventos culturales en Navarra".

Por parte de UPN, Sergio Sayas defendió que ahora "es más necesario que nunca" el proyecto "para activar la economía y por ser un paso "que ya debería haberse dado". Valoró positivamente la iniciativa de trasladar las sedes de las federaciones y afirmó que a partir de ahora se podrán desarrollar actividades que ahora mismo "serían difíciles de organizar".

Desde el PSN, Javier Monzón recordó que su grupo es partidario del Plan Navarra 2012 y "de sus inversiones", ya que cuando hay una crisis económica "hay que potenciar las inversiones públicas". Sin embargo, el parlamentario criticó que a día de hoy todavía no hay un plan de gestión para llevarlo a cabo y dijo que, en este caso, "se están haciendo las cosas al revés".

José Andrés Burguete, de CDN, también se mostró a favor del Plan Navarra 2012 "que va a generar riqueza y empleo" pero reclamó una "reflexión para ir despejando dudas sobre el proyecto". En este sentido, también reclamó primero el plan de gestión "antes de dar pasos que sean irreversibles y no precipitarnos".

Por último, Ana Figueras, de IUN, cuestionó "la oportunidad" de la obra en estos momentos y se preguntó si alguno de los eventos que se desarrollarán ahí entrarían en colisión con otros que ya se desarrollan en Baluarte, como congresos o comidas de empresas.