17 de noviembre de 2019
  • Sábado, 16 de Noviembre
  • Viernes, 15 de Noviembre
  • 15 de julio de 2008

    El Gobierno aprueba la congelación salarial para altos cargos en 2009 y medidas de contención de gasto en contratación

    PAMPLONA, 15 Jul. (EUROPA PRESS) -

    El Gobierno de Navarra aprobó hoy la congelación de los salarios de los altos cargos para 2009 y nuevas medidas de contención de gasto de personal del Ejecutivo foral. El presidente Miguel Sanz destacó la importancia de adoptar este tipo de iniciativas en el marco de la "actual situación de crisis económica".

    Estas medidas hoy acordadas son un complemento a las ya adoptadas el pasado 23 de junio por el Gobierno de Navarra, por el que se ahorraban 150 millones de euros del Presupuesto para 2008.

    El primer acuerdo, cuyo alcance es "ejemplarizante", según explicó Sanz, ordena la congelación salarial para 2009 de todos los altos cargos del Gobierno de Navarra, sus organismos autónomos y las empresas públicas.

    El segundo de los acuerdos persigue contener el gasto de personal del propio Ejecutivo Foral ante la crisis. En concreto, se congela la la plantilla del Gobierno de Navarra de acuerdo al número real de empleos cubiertos a 30 de junio de 2008 (unos 24.000 empleados). Se exceptúa de la norma el personal docente y sanitario que deba contratarse para atender nuevas necesidades, aunque será precisa la autorización previa de la Dirección General de Función Pública.

    Se suprime además el procedimiento automático para la cobertura de vacantes y sustituciones temporales. No se cubrirán las vacantes generadas para tiempo inferior a tres meses (licencias, bajas médicas) y para coberturas de tiempo superior será precisa la autorización expresa de la Dirección General de Función Pública para la contratación temporal de personal. Se exceptúa de esta norma, nuevamente, al personal docente y sanitario, o aquellos puestos de trabajo unipersonales de atención al público o personal por turnos del resto de la Administración.

    Este acuerdo de congelación de plantilla no afecta a los puestos de trabajo previstos en la vigente Oferta Pública de Empleo, independientemente de que las convocatorias de oposición de esos puestos de trabajo hayan sido o no publicadas.

    El presidente navarro manifestó que estas medidas, "aún cuando su contenido económico es de tono menor, sirven como ejemplo para la adopción de otro tipo de medidas que contribuirán a paliar los efectos derivados de la actual situación de crisis económica".

    Sanz, que señaló que no está calculado el ahorro que supondrán estas iniciativas, afirmó que "lo de menos es el importe" y resaltó que lo importante es "tomar una medida que puede ser ejemplar en otros ámbitos para concienciar a todo el mundo de la necesidad que tenemos de hacer frente a la crisis no escondiendo la cabeza bajo el brazo para ngear una realidad que cada día se va poniendo más en evidencia".

    Según dijo, el Gobierno foral no quiere "despitarse" sobre lo que debe hacer en esta situación. "Estamos anticipándonos a los efectos negativos que podrían derivarse si no hiciéramos frente a la realidad", expuso, para agregar que "si no hacemos nada no acertamos seguro". "Estamos viendo lo que ocurre a nivel nacional, después de habernos negado la existencia de crisis económica", indicó.

    En este contexto, expuso Sanz, es "primordial" impulsar el corredor navarro de alta velocidad y recordó el encuentro previsto para hoy en Madrid entre la consejera de Transportes del Gobierno foral, Laura Alba, y el secretario de Estado. Según precisó, el objetivo es "dejar el camino libre" para la próxima reunión, después de vacaciones, entre el presidente Rodríguez Zapatero y Miguel Sanz.

    "Que a nadie le quepa duda de que el corredor navarro se ejecutará porque es primordial", sentenció el jefe del Ejecutivo foral, quien recordó que los contactos entre ambos Gobiernos sobre este asunto ya llevaron a alcanzar a un acuerdo que ahora falta firma. "El acuerdo ya se alcanzó", insistió.

    TAMBIEN EN LAS EMPRESAS PUBLICAS

    El Gobierno de Navarra acordó además prohibir incrementar la plantilla durante el año 2008 a las sociedades participadas mayoritariamente por el Ejecutivo por vía directa o indirecta. El mismo acuerdo permite a las sociedades públicas contratar personal con carácter temporal para sustituciones y, bajo informe previo vinculante de la Dirección General de Patrimonio, para la realización de nuevas tareas.

    Esta medida, que da cumplimiento a la moción aprobada en este sentido el pasado 27 de junio por el Parlamento de Navarra, tiene por objeto limitar el crecimiento de las sociedades públicas a la espera de que se finalice la redacción, por parte del Departamento de Economía y Hacienda, de un anteproyecto de Ley Foral para la constitución de una Corporación Pública Empresarial de Navarra, que integrará, reordenará y racionalizará el actual sector público empresarial participado por el Ejecutivo Foral.