23 de enero de 2020
5 de diciembre de 2019

El Gobierno foral destinará 5,3 millones a favorecer la inserción de 1.445 personas desempleadas

PAMPLONA, 5 Dic. (EUROPA PRESS) -

El Departamento de Derechos Sociales del Gobierno foral, a través del Servicio Navarro de Empleo (SNE), va a ampliar en 1,8 millones de euros el presupuesto de tres de sus medidas para incentivar la contratación de personas desempleadas, a las que destinará finalmente 5,3 millones de euros.

Se trata de las convocatorias de subvenciones a nuevas altas en el Régimen Autónomo y ayudas al de fomento de la contratación de jóvenes y personas desempleadas de larga duración, y de las ayudas. El SNE tiene previsto alcanzar este año los 1.445 contratos subvencionados a través de estas medidas.

En concreto, el Gobierno de Navarra ha autorizado ampliar en 750.000 euros el presupuesto para apoyar y facilitar nuevas altas entre personas desempleadas en el Régimen de Autónomos. El presupuesto inicial era de 1,2 millones de euros, por lo que el incremento es del 65%. Esto permitirá al SNE subvencionar en 2019 en torno a 830 altas.

Cerca del 80% pertenecen a colectivos con mayores dificultades de acceso al empleo (mujeres, víctimas de violencia de género, jóvenes, mayores de 45 años, personas en desempleo de larga duración o con discapacidad).

Por otro lado, el SNE ha reforzado las subvenciones a la contratación de jóvenes menores de 30 años. Al presupuesto inicial de 1.800.000 euros ha sumado otros 1.030.000 euros, hasta los 2.830.000 euros, un 57% más.

En este ámbito, 535 jóvenes menores de 30 años han sido contratados en 258 empresas de toda Navarra con el apoyo del Gobierno foral, según ha informado el Ejecutivo.

De estos jóvenes, 160 han tenido contratos de calidad (al menos 2 veces el SMI de salario), de una media de 7,5 meses, en empresas clave para el desarrollo de Navarra de más de 50 trabajadores, como 3P Biopharmaceuticals, Asientos Esteban, Construcciones Comansa, Electrónica Falcón, Volkswagen Navarra, Estructuras para Energías Renovables o Embega Sociedad Cooperativa.

Otros 375 jóvenes han tenido contratos de prácticas, de una media de 7,3 meses, dentro de la política del SNE de estímulo del acceso al primer empleo. El SNE realizó un análisis del resultado de esta política y el 93% de las personas contratadas sigue trabajando a los seis meses de finalizar el periodo subvencionado, el 75% en la misma empresa.

En la línea de fomento de la contratación de mayores de 45 años, el presupuesto sube cerca de un 15,6%, hasta los 575.000 euros, con 80 contratos subvencionados en 66 empresas distintas. La media de edad de las personas contratadas es de 52 años.

La directora gerente del SNE, Miriam Martón, ha destacado en rueda de prensa "el esfuerzo de todo el Gobierno por reforzar presupuestariamente el apoyo a las y los nuevos autónomos, a la gente joven y a las personas desempleadas de larga duración", con unos resultados "muy satisfactorios" en materia de inserción sociolaboral.

ALTO NIVEL DE SATISFACCIÓN DEL TRABAJO AUTÓNOMO

Tomando como referencia un estudio realizado por el SNE y la socióloga Eva Perujuániz, se estima que los 830 empleos autónomos que van a ser apoyados por el SNE han generado otros 179 puestos de trabajo, dado que un 13,4% de las personas beneficiadas han creado uno, dos o más puestos de trabajo. En total, 1.009 empleos impulsados por esta convocatoria en 2019. La nueva subvención ha beneficiado desde 2016, cuando se reformuló, a 2.793 personas. Aplicando el mismo criterio de generación de empleo que el extraído de la evaluación de impacto, la creación de empleo ha sido de 651 puestos añadidos. En total, prácticamente 3.400 puestos de trabajo.

Según ese mismo estudio, cerca del 70% de las personas que reciben la ayuda se hacen autónomas porque quieren y un 30% porque "no les queda otra opción", circunstancia que afecta sobre todo a personas sin estudios o con estudios básicos, y a más hombres que a mujeres. Un 33,2% de personas llevaban más de dos años en paro antes de ponerse como autónomas, un 50%, menos de seis meses.

El 88,5% sigue con el negocio, un 6,3% cambia de actividad dentro del régimen de autónomos, otro 3,7% opta por trabajar por cuenta ajena y un 1,4% no trabaja.

Dan un notable (8,07) a la experiencia autónoma. El 70% concede notable alto y sobresaliente. Al 50% le va como esperaba; un 18%, mejor o mucho mejor; y un 32%, peor o mucho peor.

La mayoría de las personas encuestadas afirman que quieren trabajar como autónomos toda su vida laboral si les va bien, concretamente un 73,3%. El resto, en general, lo ve como una opción temporal o hasta que encuentre trabajo por cuenta ajena.

IMPORTANCIA DEL ASESORAMIENTO: ACUDE EL 53,4%

El 53,4% de las personas emprendedoras acudieron a servicios de asesoramiento (trámites y gestiones previas, definición y desarrollo del proyecto, etc) y otro 44,6% emprendió sin haber usado servicios de apoyo.

Cuanto mayor es el nivel de estudios de las personas, más recurren a asesoramiento externo. "Constatando que la insatisfacción y que la peor evolución del negocio se produce en gente con menor formación, insistimos en la recomendación de hacer uso de la red de emprendimiento para incrementar las posibilidades de éxito y la continuidad de los negocios. Es importante la formación y orientación a lo largo de la vida", ha resaltado la directora gerente del SNE, quien ha recordado que, "el SNE ofrece en su agencia de Iturrondo servicio individualizado y tres talleres para testar ideas de negocio y dar los primeros pasos: Equivócate pronto y barato; Tu negocio en cinco sesiones; y Acelera o mata la idea de ser autónomo". Las personas interesadas también pueden acudir a otras entidades de la red navarraemprende.com.

El servicio de asesoramiento de Iturrondo es el más recurrido (el 10% de los emprendedores acudieron allí). Otro 27% se reparte entre la red financiada por el SNE (CEIN y agentes de desarrollo rural Eder, Teder, Cederna Garalur, Zona Media...), y cerca del 7% acude a empresas privadas. Un 11% acudió a más de un servicio.

Para la práctica totalidad de las personas, la ayuda del SNE es la única subvención que han recibido (el 10% accede a otros apoyos municipales o específicos: TIC, medio ambiente, etc), si bien esta ayuda no es determinante para darse de alta en el régimen de trabajo autónomo. Para casi un 30% de personas la subvención del SNE fue determinante o un elemento importante para establecerse en el trabajo autónomo, especialmente para las mujeres.

"Estos datos, revelan la importancia de la ayuda, con impacto positivo dentro de la unidad familiar en los primeros momentos de andadura de un negocio", ha indicado Miriam Martón.

Este punto también es importante, ha dicho, para hablar indirectamente del "impacto" del recurso en cuanto a un aporte económico para establecerse como autónomo. Para más de un 40% de las personas que han recibido esta subvención, el salario que perciben como autónomos supone más del 50% del ingreso total del hogar. El otro 60% oscila entre el 25% y el 50%. La práctica totalidad de quienes dicen que su salario supone menos del 25% del ingreso total del hogar son mujeres, concretamente más del 73%.

Las personas autónomas optan por una variedad de actividades, en su mayor medida comercio con un 12% y hostelería con un 10,3%, seguido de educación y enseñanza, y actividades artísticas, recreativas y de entretenimiento. Se observa una clarísima segregación por sexo de las actividades laborales "elegidas": más peso de hombres en actividades relacionadas con la industria y más mujeres en las de servicios a particulares.