29 de noviembre de 2020
22 de octubre de 2020

Induráin confía en que las nuevas restricciones "sean suficientes" para dar "un frenazo" a los contagios

Induráin confía en que las nuevas restricciones "sean suficientes" para dar "un frenazo" a los contagios
La consejera de Salud del Gobierno de Navarra, Santos Induráin, en el Parlamento de Navarra este jueves 22 de octubre de 2020. - EDUARDO SANZ-EUROPA PRESS

La consejera califica las medidas como "una apuesta ambiciosa en lo sanitario e innovadora en lo político"

PAMPLONA, 22 Oct. (EUROPA PRESS) -

La consejera de Salud del Gobierno de Navarra, Santos Induráin, ha esperado que las nuevas restricciones que han entrado en vigor este jueves en la Comunidad foral, que incluyen el confinamiento perimetral de Navarra y el cierre de la hostelería, sean "suficientes" para producir "una inflexión y un frenazo" en los contagios.

Ha esperado así que las "contundentes" nuevas medidas "tengan un impacto en la contención del virus". "Es una apuesta ambiciosa en lo sanitario e innovadora en lo político, Navarra ha abierto camino planteando un cierre perimetral basado en argumentaciones técnicas y cumplimentado con medidas contundentes dentro de sus fronteras", ha expuesto Induráin.

En respuesta a una pregunta de EH Bildu en el pleno de la Cámara foral, la consejera ha remarcado que el Gobierno ha adoptado estas nuevas restricciones ante la "muy preocupante" situación de la Comunidad foral para "no sólo estar a la altura de las circunstancias, sino anticiparse y prevenir un impacto en el sistema sanitario".

Un sistema, ha agregado, que "responde y resiste, pero que está muy exigido, sobre todo por el reto de mantener al máximo la actividad ordinaria".

Para la consejera de Salud, "resulta complicado medir la efectividad de las medidas adoptadas anteriormente" contra la expansión del Covid-19 y ha recordado que "llevamos todo el verano actualizando y tomando medidas de prevención y contención".

No obstante, ha reconocido que "a tenor de los altos niveles de incidencia, la efectividad no ha sido la deseada aunque nadie sabe en qué cifras estaríamos si no se hubieran tomado las medidas que hemos tomado y se pusieron en funcionamiento".

En este sentido, ha remarcado que Navarra está en "una situación complicada y preocupante", lo que ha llevado al Gobierno foral a "sin esperar a medir los efectos del último paquete de medidas que se tomaron el 11 de octubre, dar una vuelta de tuerca" a las restricciones.

En este sentido, Induráin ha advertido de que "la temporada invernal se antoja complicada", si bien ha expresado su "satisfacción" por la "ejemplar" campaña de vacunación, ya que "en la segunda semana ya se habían vacunado 90.300 personas, un 59% más que en el año anterior".

Asimismo, ha remarcado que, además de restricciones a la movilidad o limitaciones de actividad, las actuaciones del Gobierno foral "van más allá" y "seguimos intensificando el sistema de detección y reorganizando el sistema asistencial". "Seguimos apostando por un testeo tan importante como el que hace que seamos la comunidad con una tasa mayor por 1.000 habitantes y en breve se va a generalizar la utilización de test de antígenos", ha apuntado.

La parlamentaria de EH Bildu Bakartxo Ruiz, por su parte, ha opinado que la situación es "muy preocupante, con un sistema sanitario al límite para seguir atendiendo la actividad ordinaria" y ha recordado que hace un mes "estábamos hablando ya de una situación que previsiblemente iba a ir agravándose como así ha sido".

"Un mes más tarde hemos llegado a unas medidas contundentes porque hay una evidencia de que lo anterior no ha funcionado como debía", ha expuesto Ruiz, para quien "hemos perdido unos meses preciosos para prever una situación que más tarde o temprano iba a llegar". Así, ha pedido que "a la par que se adoptan medidas de restricción se pongan recursos encima de la mesa".