18 de septiembre de 2019
  • Martes, 17 de Septiembre
  • 6 de agosto de 2009

    Iribas considera "indignante" que "se ponga en tela de juicio" conceder el nombre de una calle a una víctima de ETA

    PAMPLONA, 6 Ago. (EUROPA PRESS) -

    El concejal delegado de Educación y Juventud en el Ayuntamiento de Pamplona, José Iribas, consideró hoy que es "indignante" que "se quiera poner en tela de juicio el que se conceda un reconocimiento público e institucional como es la puesta del nombre de una víctima de ETA en una calle".

    Preguntado por las declaraciones realizadas ayer por el coordinador general de Aralar, Patxi Zabaleta, en las que defendía que las calles de las ciudades y pueblos "deben tener nombres neutros", el concejal regionalista insistió en que "parece mentira" que "se pueda poner en tela de juicio" la decisión del Consistorio pamplonés de dedicar una calle al guardia civil asesinado por ETA en Mallorca Diego Salvá Lezaun.

    En opinión de Iribas, la "cultura que tenemos que compartir es la de defender las libertades, reconocer a las víctimas y la de apoyar a las personas y las instituciones que defienden la democracia y la libertad".

    Así, defendió que esa "sensibilidad por esos valores culturales" son los que "me gustaría que los compartiésemos todos, no sólo en Pamplona, sino también en otros lugares donde por cierto no gobierna precisamente UPN".

    En esta línea, aseguró que los nacionalistas "podrían hacer mucho más, no ya para reconocer a las víctimas de los delitos, sino para impedir que determinadas calles lleven nombres de personas que desde luego no merecen ningún reconocimiento, ningún honor y que lo que merecen es simplemente, como han delinquido en su momento, que se les aplique la Justicia".