7 de marzo de 2021
11 de septiembre de 2008

Jiménez (PSN) dice que no le gusta el "mercadeo" pero que para la estabilidad de Navarra es muy importante la de España

Pidió a Sanz "altura de miras" y que sus palabras vayan acompañadas de "hechos"

PAMPLONA, 11 Sep. (EUROPA PRESS) -

El secretario general del PSN, Roberto Jiménez, afirmó hoy que no le gustan "las mercaderías" del "tú me das yo te doy", pero manifestó que no maneja la hipótesis de que pueda haber Presupuestos en Navarra y no los haya en España. "Para que haya estabilidad en Navarra es muy importante que haya estabilidad y presupuestos en España porque si no tendremos dificultades aquí", opinó.

Jiménez ofreció esta mañana una rueda de prensa junto a los parlamentarios socialistas Juan José Lizarbe y María Victoria Arraiza tras la presentación ayer por parte del Gobierno de las directrices para la elaboración de los Presupuestos Generales de Navarra 2009, que, según expuso el dirigente del PSN, conoció hace dos días.

Sobre si apoyará las cuentas navarras si UPN no apoya las del Estado, Roberto Jiménez indicó que no cree en la "mercadería de la política", sino en el interés general de los ciudadanos. "Las mercaderías son de la política vieja, de antaño, de Del Burgo y de Uxue Barkos", dijo, para añadir que los socialistas no juegan a eso.

Señaló que el PSN es un partido "responsable" y que pide "responsabilidad, altura de miras y sentido común al resto de formaciones políticas". "Nuestro estilo no es ni la mercadería ni el chantaje, sino la preocupación por los ciudadanos, y se necesita estabilidad en España y en Navarra", indicó.

Pidió a Miguel Sanz "altura de miras" y que defienda "por encima de todo" los intereses de la Comunidad foral. Según apuntó, si es así, los socialistas estarán a su lado, pero si se "supedita" a los intereses del PP, "que no cuente con nosotros", advirtió.

El dirigente del PSN, que señaló que han recogido "con agrado" las declaraciones de Sanz de que no descarta apoyar los PGE, pidió que las declaraciones vayan acompañadas por hechos. "Hago un llamamiento para que haya negociación, que se produzca en los próximos días", dijo, y expuso que es cuestión de "cumplir la palabra". "El presidente de Navarra ha manifestado la disponibilidad y el vicesecretario general del PSOE también", afirmó.

PRESUPUESTOS 2009

Roberto Jiménez hizo una primera valoración de la propuesta del Gobierno de Presupuestos y señaló que demuestran que cuando se elaboraron los de 2008 "no se hicieron del todo bien los cálculos". "Los datos acreditan que aquí había un optimismo y que la situación de ahora no era esperada por nadie", dijo.

Consideró "preocupante" la coyuntura económica actual y "ahí los socialistas vamos a arrimar el hombro". "Es la hora del sentido común en la política, de la altura de miras, de anteponer los intereses de los ciudadanos a los intereses partidarios", dijo.

No obstante, el dirigente socialista señaló que no están de acuerdo con las afirmaciones del Gobierno de que "el estrechamiento del margen de maniobra" en las cuentas para el año que viene esté ocasionado por las medidas adoptadas por el Gobierno central. "No vamos a pedir perdón por que en Navarra se aplique la medida de los 440 euros", indicó.

Jiménez señaló que su partido estudiará las grandes cifras del Presupuesto con profundidad y adelantó que no están de acuerdo con algunas de las medidas que se han planteado, y que analizará también la ejecución de las cuentas de 2008. "Los calendarios del Gobierno de Navarra son los del Gobierno de Navarra no los del PSN", apuntó.

Exigió al Ejecutivo foral que, haciendo uso del autogobierno, centre la atención en el empleo y la competitividad. "Nos preocupan las personas, el empleo, las políticas sociales", indicó, y añadió que no hay que tener reparo en endeudarse.

Pidió a las fuerzas políticas que sean "constructivas" y "aporten ideas y soluciones". "En estos momentos, más que nunca, nos debemos al interés general de los ciudadanos y nosotros lo vamos a anteponer. Vamos a ser más serios y responsables que nunca", afirmó.

Por su parte, el parlamentario socialista Juan José Lizarbe abogó por un nuevo modelo económico "para crecer más y mejor" y por la economía del conocimiento. Consideró necesario que el Gobierno foral "se ponga las pilas para que sea un agente activo".

María Victoria Arraiza consideró la educación y la formación los "principales motores del desarrollo y la columna vertebral de la política social". Pidió así una mayor atención para la FP, el sistema de becas, el bilingüismo y las nuevas tecnologías.