4 de diciembre de 2020
30 de octubre de 2020

Más de 350 personas y 200 vehículos componen el dispositivo para la conservación de carreteras en la campaña invernal

Más de 350 personas y 200 vehículos componen el dispositivo para la conservación de carreteras en la campaña invernal
El consejero de Cohesión Territorial, Bernardo Ciriza (centro) visita en Irurtzun las labores de supervisión del operativo de vialidad invernal - GOBIERNO DE NAVARRA

El dispositivo se mantendrá activo de forma ininterrumpida hasta el próximo 30 de abril

PAMPLONA, 30 Oct. (EUROPA PRESS) -

El Gobierno de Navarra activará este próximo domingo, 1 de noviembre, el plan de vialidad que velará por la conservación de carreteras en el período invernal y que contará con más de 350 personas y 200 vehículos de intervención y control. El dispositivo se mantendrá activo de forma ininterrumpida hasta el próximo 30 de abril.

El consejero de Cohesión Territorial, Bernardo Ciriza, ha visitado los trabajos de supervisión del operativo en el centro de conservación de autovías de Irurtzun, uno de los ocho centros del Gobierno foral que atienden los 3.821 kilómetros de la red de carreteras de Navarra, incluyendo las vías explotadas en régimen de concesión (AP-15, Autopista de Navarra; A-12, Autovía del Camino; y A-21, Autovía del Pirineo). El consejero ha estado acompañado por el director general de Obras Públicas e Infraestructuras, Pedro López, y director del Servicio de Conservación, Juan Serrano.

El plan de vialidad invernal "previene, evita y minimiza" los efectos del clima de esta época del año en la circulación por carretera. Para ello, contará con 350 personas, entre personal de la Dirección General de Obras Públicas e Infraestructuras y de las empresas concesionarias de las autovías y autopistas (A-21, A-12 y AP-15). A este equipo hay que sumar los efectivos de policías locales, Policía Foral y Guardia Civil, movilizados en cada caso y coordinados por el Centro de Control del Departamento de Cohesión Territorial y SOS Navarra.

El dispositivo cuenta con 129 quitanieves, seis máquinas turbofresadoras y cerca de 90 vehículos de vigilancia y control. A esto hay que añadir las aproximadamente 90 cuñas y equipos quitanieves cedidos a entidades locales para dar servicio a 111 localidades que, por dificultad de acceso y restringido tamaño, sufren problemas en la limpieza de sus carreteras, ha informado en un comunicado el Gobierno de Navarra.

Obras Públicas ha distribuido 18.000 toneladas de sal entre los cerca de 20 almacenes y 50 silos repartidos en toda la geografía foral para su uso ante episodios de hielo y nieve. Un total de 31 estaciones meteorológicas y 59 de tomas de datos de tráfico proporcionan al centro de control la información necesaria para la movilización de los recursos.

En el apartado de señalización, se disponen de 87 paneles informativos con mensajes variables para facilitar información actualizada del estado de la vía a los usuarios. A esto hay que sumar las 191 cámaras fijas en el interior de los túneles, 44 en las bocas de acceso y 53 cámaras móviles en la Autovía del Camino de Santiago (A-12) y en la Autovía del Pirineo (A-21); además de otras 17 en intersecciones y tramos de interés.

El Gobierno de Navarra ha recordado a la ciudadanía que, de manera permanente, puede acceder a información del estado de carreteras en el teléfono 848 423500, o bien en el 011 (DGT). También se puede consultar el mapa de incidencias de carreteras en el siguiente enlace.

COORDINACIÓN CON TERRITORIOS VECINOS

El Centro de Control de Carreteras de la Dirección General de Obras Públicas e Infraestructuras ofrece una atención ininterrumpida las 24 horas del día. Asimismo, es responsable de la coordinación con los órganos competentes en materia de carreteras de los territorios vecinos (Consejo General de Pirineos Atlánticos y las Diputaciones de Álava y Gipuzkoa), el Ayuntamiento de Pamplona y las concesionarias de autovías y autopistas.

La red viaria de Navarra es atendida por ocho centros de conservación de carreteras repartidos en cuatro demarcaciones: centro-norte (centros de conservación de Pamplona y Aoiz); oeste (Mugairi, Irurtzun Carreteras e Irurtzun Autovías); suroeste (Estella) y sur (Tudela y Tafalla). Por otra parte, las autovías y la autopista explotadas en régimen de concesión (A-12, A-21 y AP-15) disponen de sus propios centros e instalaciones de gestión.

Los protocolos del plan de vialidad invernal plantean dos escenarios de actuación. El nivel 1, o fase de prevención o alerta, se activa cuando existe una predicción de nevadas o de temporal de hielo, lluvia o viento que afecte a la red de carreteras. El nivel 2, o fase de temporal, se pone en marcha cuando ya se está produciendo o se tenga certeza de la inmediatez de precipitaciones con nieve o temporal.

ESCASAS NEVADAS EN LA ÚLTIMA CAMPAÑA

La ausencia de nevadas copiosas durante la última temporada invernal hizo que el plan de vialidad 2019-2020 finalizase con una inversión de 1,72 millones de euros, el menor coste de las últimas cinco campañas. Ante la escasez de nevadas, se redujo el número de horas de trabajo, con 8.978 horas acumuladas, y las toneladas de sal empleadas, que se situaron en 8.534 toneladas.

En Belagua, el puerto de carretera más elevado de la red viaria foral, y situado a 1.780 metros, se contabilizaron 29 días con afección por nieve y/o ventisca. Para mantener la vialidad del puerto de Belagua, en la carretera NA-137 Burgui-Isaba-Francia, se destinaron 484.865 euros.

La media del coste total de las cinco últimas campañas de vialidad invernal se sitúa en los 3,3 millones de euros, siendo la campaña de 2019-2020 la que presenta un importe más bajo (1.727.957,92 euros) y la de 2017-2018 la que supuso la mayor inversión (5.426.490,66 euros).