7 de julio de 2020
26 de mayo de 2020

Más de 5.000 personas han llamado al Teléfono de la Esperanza en Navarra por problemas asociados al coronavirus

Más de 5.000 personas han llamado al Teléfono de la Esperanza en Navarra por problemas asociados al coronavirus
Calles de Pamplona totalmente vacías durante la tercera semana de cuarentena y confinamiento total decretado en España como consecuencia del coronavirus, en Pamplona, Navarra, (España), a 2 de abril de 2020. - EDUARDO SANZ - EUROPA PRESS - ARCHIVO

PAMPLONA, 26 May. (EUROPA PRESS) -

Un total de 5.072 personas han llamado al Teléfono de la Esperanza en Navarra debido a una crisis emocional o psicológica provocada como consecuencia de la pandemia del coronavirus.

Entre las cuatro principales situaciones asociadas a estas crisis se encuentran la soledad, los problemas físicos en personas mayores, la ansiedad y los problemas derivados de la convivencia familiar.

Otros asuntos por los que los ciudadanos han llamado al Teléfono de la Esperanza a raíz de la crisis del coronavirus son el ofrecimiento de ayuda como voluntarios, la pobreza económica, problemas jurídicos o laborales, o el duelo.

Ante la situación excepcional por la crisis sanitaria, el Teléfono de la Esperanza ha puesto en marcha un nuevo servicio de asesoramiento e intervención profesional. El servicio se presta por psicólogos especialistas en Psicología Clínica, Máster en Psicología General Sanitaria o con habilitación en Psicología Sanitaria, médicos y psiquiatras para abordar situaciones en las que las personas afectadas perciban un sufrimiento psíquico que no puedan o sepan afrontar.

Entre el 27 de marzo y el 24 de mayo, un total de 1.188 han hecho uso de este servicio y de ellas 118 eran mayores de 65 años.

Al margen de las cuestiones concretas relativas al coronavirus, el Teléfono de la Esperanza ha recibido durante el estado de alarma 34.159 llamadas, un 15 por ciento relacionadas con el coronavirus (las ya mencionadas 5.072). Del total de llamadas, un 18 por ciento eran de personas mayores de 65 años. Además, un 64,10 por ciento eran mujeres y un 35,90 por ciento hombres. La duración media de las llamadas fue de 13 minutos.

Los problemas más relevantes que motivaron las llamadas fueron soledad e incomunicación, estado deprimido, trastornos de ansiedad, problemas derivados de la convivencia familiar o problemas de salud mental, además de los relativos al coronavirus.

En un comunicado, el Teléfono de la Esperanza se ha unido al luto oficial anunciado por el Gobierno de España por las víctimas de la pandemia provocada por el Covid-19.

"Mas allá de las frías estadísticas, queremos trasmitir nuestras condolencias y expresar nuestra solidaridad con todas y cada una de las familias que han perdido alguno de sus miembros, de los que, por circunstancias sobradamente conocidas, no han tenido ni siquiera la posibilidad de despedirse", ha señalado.

El Teléfono de la Esperanza ha deseado que "ojalá la dura experiencia vivida nos ayude a todos a avanzar por el camino de la solidaridad hacia los colectivos más vulnerables, entre ellos los ancianos, merecedores de nuestro sincero reconocimiento, de pensiones dignas y de atenciones que les permitan afrontar el último trayecto de su vida sabiéndose respetados y queridos".

Esta organización ha explicado que, en la medida de sus posibilidades, quiere "ofrecer de forma gratuita el servicio de nuestros especialistas en salud mental a todas las familias que han perdido un ser querido". "Ponemos nuestros recursos a disposición de todas aquellas personas que, dados los penosos acontecimientos vividos, estén atravesando por un proceso de duelo difícil que pudiera hacerles perder su equilibrio emocional. El Teléfono de la Esperanza se siente incondicionalmente al lado de todas ellas", ha asegurado.

Para leer más