27 de noviembre de 2020
5 de febrero de 2020

Más de 82.000 personas participaron en las actividades de dinamización comercial organizadas en Pamplona en Navidades

El tobogán de nieve artificial ubicado en el paseo de Sarasate atrajo a 19.622 personas y la pista de hielo artificial a 4.972

PAMPLONA, 5 Feb. (EUROPA PRESS) -

Un total de 82.121 personas participaron estas pasadas fiestas de Navidad en las distintas actividades organizadas por el Ayuntamiento de Pamplona, en colaboración con las asociaciones de comerciantes, para dinamizar el comercio en la ciudad.

Buena parte de estos usuarios acudieron a las dos carpas que el Consistorio había ubicado en la plaza del Castillo y en la avenida de Carlos III y donde se habilitaron espacios de juego y entretenimiento para el público infantil, ha señalado el Consistorio pamplonés en un comunicado.

En concreto, por la primera carpa, organizada en colaboración con la Asociación de Comerciantes del Casco Antiguo en la plaza del Castillo, pasaron un total de 34.666 personas. Y, por la segunda, en colaboración con la Asociación de Comerciantes del Ensanche, otras 10.000.

A todos ellos se sumaron 12.326 personas, entre adultos y menores, que hicieron uso de los dos trenes turísticos que recorrieron las calles de Pamplona conectando las distintas zonas comerciales de la ciudad.

Los 'Paseos dulces de Navidad', un recorrido por los comercios tradicionales de dulces, agotaron sus 150 plazas; al igual que los talleres de cocina infantiles en los mercados municipales, en los que participaron 60 niños. Como novedad, este año se instalaron una serie de rocódromos itinerantes en San Juan, Ermitagaña y Mendebaldea, Martín Azpilicueta, San Jorge y Txantrea, que acogieron a 325 menores.

Por otro lado, en esta edición, el paseo de Sarasate acogió dos nuevas propuestas de ocio: un tobogán de hielo artificial y una pista de hielo artificial. En el primer caso, se registró una participación de 19.622 personas. La pista de hielo, de carácter gratuito, atrajo a 4.972 personas en sus 15 días de apertura, haciendo que registrara una ocupación prácticamente total, han destacado desde el Consistorio.

De hecho, según han indicado, las limitaciones de espacio hacían que no pudieran patinar más de 35 personas a la vez, en turnos de 20 o 30 minutos, en función de si era horario de tarde o de mañana.

Además de estas actividades, Pamplona acogió unos autos de choque hinchables, varios tiovivos y photocalls, chocolatadas populares y reparto de castañas en distintos barrios, y se entregaron 25.000 bolsas reutilizables a los clientes de los comercios de la ciudad.

Para leer más