15 de noviembre de 2019
14 de marzo de 2008

Miranda dice que, si se aplica la devolución de los 400 euros en Navarra, sería "imprescindible" pactarlo con el PSN

PAMPLONA, 14 Mar. (EUROPA PRESS) -

El consejero de Economía y Hacienda del Gobierno de Navarra, Álvaro Miranda, aseguró hoy que el Ejecutivo considera "imprescindible" llegar a un acuerdo con el PSN sobre la aplicación o no en Navarra de la devolución fiscal de los 400 euros a todos los contribuyentes, que prometió el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero.

Al tratarse de una medida fiscal, que es competencia del Gobierno de Navarra, Miranda subrayó que "se debe analizar en profundidad y ver realmente en qué consiste". Por eso, en las próximas semanas "veremos si conviene o no a Navarra con nuestra política fiscal y comprobaremos además qué piensan los demás partidos, tanto CDN como PSN y Nafarroa Bai, que ya se manifestó claramente en contra".

Miranda explicó que el coste de la implantación en la Comunidad foral de la propuesta de Zapatero sería de alrededor de 150 millones para la Hacienda navarra, si se multiplican los 400 euros por los más de 400.000 contribuyentes. Además, destacó que esa cantidad de dinero, "es, por ejemplo, la cifra anual que en Navarra se dedica a la Dependencia, por eso tendremos que ver si aquí compensa".

Miranda concluyó que, "la iniciativa de llevarla a cabo o no en Navarra sería del Gobierno, pero al tratarse de un tema tan serio, sería imprescindible pactarla con el PSN".

SODENA

Por otra parte, Miranda se mostró "totalmente a favor" de la operación por la que Caja Navarra ha reducido su presencia en Sodena, llevándose su 20 por ciento de las acciones de Iberdrola.

Además, subrayó que la operación "ha sido muy bien llevada en sus aspectos formales y porque además son dos grandes entidades que tienen mucho que hacer por separado". También añadió que "aunque no es el caso, el Gobierno no podría haber dicho que no a esa operación".

Por último, el consejero también se refirió a la posible venta del 1 por ciento de las acciones de Iberdrola y explicó que el Gobierno "está esperando a tener buenos proyectos donde poder reinvertir ese dinero".

Asimismo, afirmó que "si ahora llegase un buen proyecto se invertiría, porque evidentemente no vamos a morir siendo inversores de Iberdrola" y pidió "tranquilidad a la sociedad, porque el dinero está bien invertido".