29 de noviembre de 2020
1 de septiembre de 2007

Pérdidas de equipaje, retrasos de aviones y reformas del hogar generan las mayor parte de las reclamaciones

También se mantienen las quejas por la multipropiedad

PAMPLONA, 1 Sep. (EUROPA PRESS) -

Las pérdidas de equipaje y los retrasos, junto con las reformas del hogar generan la mayoría de las reclamaciones durante el verano. También se mantienen las quejas por la multipropiedad y, por contra, disminuyen las denuncias por robo con tarjetas, según el balance que del periodo estival hace la Asociación de Consumidores de Navarra Irache.

Según informó a Europa Press, la proliferación de paquetes turísticos que incluyen vuelos ha motivado un incremento de las reclamaciones en este sector, siendo las más frecuente en sus oficinas. Cancelaciones, retrasos y sobre todo pérdidas y rotura de equipajes son el motivo más frecuente de queja.

En caso de pérdida de equipaje, recomienda conservar las facturas y tickets de los gastos extra que le ocasione el fallo para poder reclamar, como ha hecho un matrimonio que tuvo que gastar 691 euros en ropa. Una compañía ha indemnizado a otros clientes con 1.100 euros.

Irache también recomienda conservar los justificantes de gasto derivados de retrasos y cancelaciones (hotel, autobús o tren). Por otro lado, la asociación recordó que la publicidad es vinculante, por lo que se debe guardar y sacar fotografías cuando no se ofrece lo prometido. "El hotel está más lejos de la playa, la limpieza o el buffet del hotel deja mucho que desear", ejemplificó.

También se debe presentar reclamaciones por intoxicaciones alimentarias o cuando el hotel no devuelva la reserva pese a no entregar la habitación comprometida. "Un cliente se resbaló en el comedor del hotel porque el suelo estaba mojado y le han abonado los 45 euros por una montura de la gafas".

REFORMAS

En cuanto a las reformas en el hogar, Irache advirtió de que cuando no se establece en el contrato ni fecha de inicio, ni fecha de terminación "puede suceder que tanto el inicio, como la finalización se demoren en el tiempo".

La telefonía móvil y fija continúa siendo el caballo de batalla de las reclamaciones, también en verano, según Irache, pero en esta estación surgen nuevas reclamaciones relacionadas con llamadas desde países extranjeros.

"El deficiente servicio de atención al cliente o errores en la facturación también son motivos de reclamación", apuntaron. Un turista que fue a Rusia tuvo que abonar una factura de 400,63 euros.

Otro que veraneó en Fuenterrabía tiene que pagar 524 porque no se dio cuenta de que estaba utilizando los servicios de una operadora francesa. Otro tenía contratado un límite de 30 euros pero se fue de viaje a Italia y el límite no funcionó de forma adecuada. Adeuda 800 euros.