23 de enero de 2020
3 de junio de 2009

La Plataforma Papeles y Derechos Denontzat reclama el derecho a voto para los 18 millones de inmigrantes de la UE

PAMPLONA, 3 Jun. (EUROPA PRESS) -

La Plataforma Papeles y Derechos Denontzat reivindicó hoy el derecho a voto en las elecciones del próximo 7 de junio para los 18 millones de inmigrantes (unos 70.000 en Navarra, según datos de 2005) que viven en la UE "y a los que sí se les reconoce como mano de obra pero se les niega su condición de ciudadanos".

En una rueda de prensa, Javier Urroz, miembro de la plataforma, expuso que la población inmigrante "vive, trabaja y cumple con sus obligaciones fiscales en Europa, pero no son sujetos de pleno derecho". Actualmente, expuso, que hay unos 18 millones de personas que viven en la UE, "donde se presume de ser adalides en la defensa de los derechos civiles y políticos de todas las personas, pero tienen impedido el derecho a votar y se le niega el derecho a la participación tanto activa como pasiva en esa cita electoral".

Lamentablemente, añadió, "tal conculcación de derechos no nos sorprende a las personas y colectivos que día a día hemos ido observando la reacción del contexto político europeo, que ha permitido y auspiciado el retroceso sin precedentes en el respeto y garantía de los derechos humanos".

Entre estos "retrocesos" hizo referencia a la "'Directiva de la Vergüenza', aprobada en el Parlamento europeo con los votos del PSOE y PP, que permite el internamiento de personas durante año y medio, por no estar en situación regular".

Además, dijo que se están tramitando leyes nacionales "que proponen directamente convertir en delito el mero hecho de no tener papeles" y que existen países europeos "donde se esteriliza a mujeres sin su consentimiento, por el hecho de ser gitanas".

Igualmente, Urroz censuró que existen países europeos "donde se atacan e incendian 'campamentos' de familias gitanas, ante la pasividad de las autoridades" y donde se comenten "continuos ataques racistas contra personas que son considerados por las autoridades como aislados".

En resumen, afirmó que estos años "hemos asistido a la instauración de un modelo político excluyente que recorta cada vez más los derechos de las personas inmigrantes a partir de la construcción de una escala de categorías en función de su situación administrativa, y que, en el mejor de los casos, reconoce a la población inmigrante como mano de obra pero le niega su condición de ciudadano".

Por último, recalcó que desde la plataforma quieren que esta cita electoral "sirva para denunciar estas políticas de la UE, así como para reivindicar la consideración de ciudadanía absoluta para todas las personas que han decidido vivir con nosotros".