15 de agosto de 2020
22 de julio de 2010

Policía Foral detiene a 5 personas en los últimas días por malos tratos en Pamplona, Noáin, Andosilla y Funes

Dos de los imputados incumplieron sendas órdenes de alejamiento dictadas para proteger a sus víctimas

PAMPLONA, 22 Jul. (EUROPA PRESS) -

Agentes de la Policía Foral han detenido en los últimos días en Navarra a cinco personas por delitos relacionados con los malos tratos en el ámbito familiar, de las que dos tenían dictadas órdenes de alejamiento de sus víctimas por denuncias anteriores. Las detenciones se efectuaron en Pamplona, Noáin, Andosilla y Funes.

El pasado miércoles 14 fue detenido en Pamplona un vecino de la capital de 25 años por un presunto quebrantamiento de una orden de protección. El arresto tuvo lugar en un control de seguridad ciudadana de la Policía Foral, cuando los agentes que lo realizaban inspeccionaban la documentación del conductor de un vehículo al que habían dado el alto.

Al hacer las comprobaciones de rutina, los policías advirtieron que sobre esta persona había dictada una orden para de alejamiento para la protección de una víctima de malos tratos que resultó ser la otra ocupante del vehículo, según ha informado el Gobierno en una nota.

AGRESIÓN A LOS PADRES

El sábado 17 se produjeron tres detenciones relacionadas con malos tratos. En Noáin fue detenido un vecino de la localidad de 26 años por un presunto delito de amenazas y agresiones contra sus padres. El joven, del que constan varios antecedentes por maltrato, había llegado al domicilio familiar alterado y con síntomas de embriaguez y se enfrentó a sus progenitores cometiendo supuestamente los hechos que se le imputan. Tras recibir un aviso, agentes de la Policía Foral se presentaron en la casa y detuvieron al presunto agresor.

Ese mismo sábado, agentes de este cuerpo policial arrestaron en la capital navarra a un pamplonés de 39 años al que se le imputa un delito de malos tratos. La presunta víctima denunció al hombre, con el que mantenía una relación desde hacía 8 años en la que se habrían producido continuos malos tratos psicológicos y amenazas. Tras un episodio de esta clase, la mujer se puso en contacto con trabajadores sociales y posteriormente denunció los hechos ante la Policía Foral.

También el mismo día fue detenido un vecino de Andosilla de 44 años por un presunto delito de malos tratos. Según consta en la denuncia, el arrestado llevaba casado 15 años con su pareja, pero en el último año la relación había comenzado un serio deterioro: el hombre se mostraba violento con su mujer e hijos menores, cuyos cuidados dejaba desatendidos. Tras haber amenazado y agredido a su cónyuge, ésta se puso en contacto con técnicos de los Servicios Sociales e interpuso posteriormente una denuncia ante la Policía Foral, ha añadido el Ejecutivo.

Este lunes 19, los agentes de la Policía Foral detuvieron en Funes a un vecino de Peralta de 31 años por un supuesto quebrantamiento de una orden judicial de alejamiento. Dicha sentencia fue dictada al constar del arrestado varios antecedentes por injurias y daños en bienes en el ámbito de la pareja. Según la imputación, este hombre incumplía sistemáticamente la orden de alejamiento llamando y enviando mensajes de móvil habitualmente tanto a la víctima como a sus familiares.