23 de octubre de 2020
28 de junio de 2010

Policía Foral instruye un atestado en el que denuncia a un niño de 9 años por conducir un quad

(Rogamos sustituyan por ésta una noticia anterior sobre el mismo tema por una precisión realizada por la fuente informante sobre la situación legal del menor)

PAMPLONA, 28 Jun. (EUROPA PRESS) -

La Policía Foral ha instruido un atestado en el que denuncia a un niño de 9 años por un delito contra la seguridad en el tráfico tras ser sorprendido conduciendo un quad por la carretera NA-134, Eje del Ebro. Además han sido detenidos o imputados otros seis conductores, uno de ellos por triplicar la tasa máxima de alcohol permitida y otro que mostraba síntomas de consumo de bebidas alcohólicas y que escapó de los agentes que le auxiliaban después de sufrir un accidente, según informó el Gobierno de Navarra en una nota.

Los miembros de una patrulla de la Policía Foral que atendían un control de seguridad vial instalado el día 26 de junio en la carretera del Eje del Ebro (NA-134) avistaron un quad que se les acercaba y que, al percatarse de su presencia, aminoró la velocidad y cambió de dirección.

Los policías observaron que el vehículo era conducido por un menor que, cuando fue alcanzado por los agentes, manifestó tener una edad superior a la verdadera. Puestos en contacto con el padre del niño, que era también el propietario del quad, se pudo establecer que tenía en realidad 9 años y que le había permitido usar el vehículo.

En la denuncia se señala que el menor conducía un vehículo a motor sin haber obtenido nunca el correspondiente permiso o licencia, y los hechos han sido puestos en conocimiento de la Fiscalía de Menores.

OTROS DETENIDOS

El día 21 fue detenido un ciudadano marroquí de 43 años, residente en una localidad de Marruecos, que sufrió un accidente en la Autovía de la Barranca (A-10). Cuando acudieron los agentes de una patrulla de Tráfico de la Policía Foral de Alsasua encontraron el vehículo en la mediana, y el conductor se encontraba dormido en su interior. Los policías comprobaron que mostraba claros síntomas de haber consumido alcohol, además de estar desorientado.

Mientras realizaban las labores contempladas en el protocolo de atención en caso de accidente el conductor implicado escapó corriendo del lugar, aunque poco después fue localizado por los agentes que no pudieron realizar las pruebas de etilometría al negarse a que le fueran practicadas.

Asimismo, un vecino de una localidad de la Merindad de Estella, de 62 años, fue detenido acusado de conducir influenciado por el alcohol y negarse a realizar la prueba de etilometría. Agentes de la Policía Foral de Estella observaron, el día 24 de junio, un vehículo que circulaba a velocidad anormalmente baja y cuyo conductor hizo caso omiso a varios requerimientos para que se detuviera. Cuando paró el coche, los policías vieron que presentaba síntomas de ingesta de alcohol pero no fue posible practicarle la prueba correspondiente.

Además, el 27 de junio fue detenido en Berrioplano un vecino de una localidad de la Comarca de Pamplona, de 43 años, por conducir por la Ronda de Pamplona (PA-30) con una tasa de alcohol que triplicaba el máximo permitido.

Por otra parte, un vecino de Logroño, de 31 años, fue imputado el día 31 tras ser sorprendido conduciendo por la carretera del Eje del Ebro (NA-134), a la altura de Mendavia, con el permiso retirado por haber perdido todos los puntos, sin haber pasado la inspección técnica del vehículo y sin el seguro obligatorio.

Un vecino de Pamplona de 37 años fue imputado el día 24 por conducir un vehículo sin haber obtenido nunca el permiso o licencia. Esta persona contaba con un antecedente por hechos similares del año 2009. También fue imputado un vecino de Fustiñana, de 39 años, por circular el día 21 por Milagro con el carné retirado por haber perdido todos los puntos.