22 de septiembre de 2019
  • Sábado, 21 de Septiembre
  • Viernes, 20 de Septiembre
  • 14 de abril de 2014

    Rehabilitadas 70 piezas arqueológicas de los fondos del Gobierno

    Se trata en su mayoría de piezas medievales que se han sometido a un proceso de limpieza, reconstrucción y reintegración

    Rehabilitadas 70 piezas arqueológicas de los fondos del Gobierno
    EP/GOBIERNO DE NAVARRA

       PAMPLONA, 14 Abr. (EUROPA PRESS) -

       La Sección de Arqueología del Gobierno de Navarra está a punto de finalizar la rehabilitación de cerca de 70 piezas arqueológicas de los fondos navarros. Se trata mayoritariamente de piezas medievales que se han sometido a un completo proceso de limpieza, reconstrucción y reintegración.

       Los trabajos, desarrollados a lo largo de dos meses y medio, han sido realizados por la empresa Artus Restauración y realizados en colaboración con el técnico encargado del almacén arqueológico del Gobierno foral y dos alumnos de Historia de la Universidad de Navarra.

       El proceso de restauración ha consistido, en primer lugar, en una limpieza mecánica muy suave a base de cepillo de cerdas finas para desprenderles el polvo y la suciedad. Posteriormente, se ha trabajado la corrosión y las adherencias, también de forma mecánica, a punta de bisturí o con un pequeño torno. Una vez limpia la pieza, se ha realizado la impregnación del consolidante con pincel para acabar con una capa de protección final. Todo ello se completa con la anotación del tratamiento recibido en la documentación de cada pieza, ha informado el Gobierno en una nota.

    SELECCIÓN DE LAS PIEZAS

       A la hora de seleccionar las piezas que se han sometido a tratamiento, se ha procedido a restaurar primero aquellas que precisan un tratamiento urgente, como una figurilla de bronce procedente de Ablitas que representa a Cupido y que decoraba un altar familiar. En general, son siempre los metales los que necesitan un tratamiento más apremiante a causa de los daños que producen sobre ellos los cambios de temperatura y de humedad.

       También se han elegido algunas piezas singulares aparecidas en los yacimientos, como una vasija de la Edad del Hierro localizada en la Cueva de Ulizar, en Areso; un ungüentario de vidrio completo procedente de La necrópolis de la Torrecilla de Corella; o las dos espuelas doradas aparecidas en el Claustro de la Catedral de Pamplona, de las que los expertos adivinaban el original baño de oro bajo su aspecto herrumbroso.

       Se han rehabilitado, además, una placa de bronce, encontrada en el yacimiento romano de Carracorella en Cascante, así como una hebilla gótica y 8 monedas romanas y medievales, halladas en la calle mayor de Artázcoz.

       Del Castillo de Tiebas, procede el motivo completo del pavimento de la sala sobre la bodega, ya restaurado.

    PIEZAS DEL DESPOBLADO DE RADA

       Finalmente, muchas de las piezas tratadas pertenecen al recinto amurallado de Rada en Murillo el Cuende, lugar donde se vienen realizando campañas de excavaciones sistemáticas desde 1984, que, además de proporcionar grandes cantidades de material arqueológico, están permitiendo conocer el valor de las edificaciones y la organización urbanística de esta villa en la que en 1366 vivieron 38 vecinos, 21 hidalgos y 17 labradores y que fue arrasada en 1455 durante la guerra civil que se libró en Navarra.

       El Despoblado de Rada, de gran importancia defensiva en el Medievo, alberga restos de un castillo del siglo XII y la iglesia de San Nicolás, de finales del siglo XII, un lienzo de la muralla (del XII) de unos 100 metros de longitud con restos de dos torres de carácter defensivo, el aljibe, que recogía el agua de lluvia, y la necrópolis, en la ladera del cerro, con estelas discoideas y lajas verticales. Junto al templo románico se halla una casa que sorprende por su riqueza, una de cuyas habitaciones pudo ser sala de juegos, ya que allí se encontraron dados y fichas de juego junto a monedas oxidadas, ha añadido el Ejecutivo.

       Encontrados en este lugar se han restaurado, procedentes de la campaña de 1984, dos umbos de escudo (protuberancia en la parte central de los escudos con fines ofensivos).

       De la campaña de 1985, una sartén, una laña, una punta de lanza, un aro, dos cencerros, tres cuchillos, una cerradura y una placa, una punta de lanza, herrajes de muebles, dos hachas, un cazo y una herradura, una placa circular, un cencerro y un recogedor.

       Por último, de la campaña de 1986 se han tratado un instrumento agrícola, un cuchillo, dos cerraduras un cascabel, dos puntas de ballesta, un recipiente de vidrio, una llave y dos goznes de puerta, una placa perforada, cinco elementos bicónicos, un aplique, seis recipientes cerámicos, dos cuchillos y una jarrita.