18 de octubre de 2019
  • Jueves, 17 de Octubre
  • 5 de septiembre de 2009

    Roberto Jiménez cree que el Gobierno foral debe suprimir alguna consejería y direcciones generales para reducir gasto

    PAMPLONA, 5 Sep. (EUROPA PRESS) -

    El secretario general del PSN, Roberto Jiménez, propuso hoy al Gobierno de Navarra "la supresión de alguna consejería, de varias direcciones generales y de muchas jefaturas de servicio en las que el único trabajador es el jefe mismo" con la finalidad de reducir "gasto superfluo" en la Administración foral.

    Roberto Jiménez lanzó esta propuesta esta mañana en Pamplona en la celebración del Comité Regional con el que el PSN da por iniciado el curso político.

    El máximo responsable de los socialistas navarros expresó su "gran preocupación por las deficiencias de gestión que se están observando en estos meses pasados" y consideró que el Gobierno de Navarra necesita "una mejor administración de los bienes patrimoniales y de las oficinas y dependencias públicas". En este marco, planteó la reducción de departamentos y direcciones generales.

    Igualmente, Roberto Jiménez subrayó que se debe realizar "una mejor y más ambiciosa gestión del plan de lucha contra el fraude fiscal" para aumentar la recaudación de la Hacienda foral.

    Durante su intervención ante el Comité Regional del PSN, Roberto Jiménez defendió que "la mayor preocupación del conjunto de los ciudadanos es la situación económica y lo que de ella se deriva" y consideró que la labor de su partido debe centrarse "en la protección de los más desprotegidos y en la recuperación de las tasas de actividad económica".

    El dirigente socialista señaló que "se debe seguir arrimando el hombro" para atender a las personas y familias carentes de recursos económicos, "mayormente en aquellas situaciones sobrevenidas por la pérdida del empleo".

    Así, Jiménez pidió "una adecuada aplicación de programas y ayudas de fomento del empleo eficaces o de formación y reciclaje profesional", así como la "flexible aplicación y prórroga de la conocida Renta Básica, prestación que, gracias al compromiso de los socialistas, tiene y tendrá la dotación económica que precisa".

    SIN BRONCA CONTRA ETA

    En su análisis de la situación actual en Navarra, Roberto Jiménez se refirió también a la polémica suscitada en la última semana a raíz de la propuesta del jefe del Ejecutivo, Miguel Sanz, para realizar un pacto político con la finalidad de evitar la apología del terrorismo en espacios públicos, una propuesta que ha ocasionado un cruce de declaraciones entre UPN, Nafarroa Bai e Izquierda Unida.

    Roberto Jiménez reclamó hoy que no haya "broncas entre quienes deberíamos estar en el mismo bando" en la lucha contra el terrorismo y defendió que "con el acuerdo basado en palabras y hechos conseguiremos aislar a los terroristas y su entorno y acercar el camino de vivir en plenitud de derechos y libertades".

    El dirigente socialista advirtió de que "ha llegado un momento en el que los ciudadanos ya no se creen los llamamientos que hacemos a la unidad de los partidos" y apostó por "devolver esa credibilidad perdida". "Queremos sumar apoyos contra ETA. Queremos que la sociedad navarra pueda visualizar finalmente los dos bloques sin fisuras en los que debería reordenarse este asunto: todos los demócratas de un lado y, en frente, los asesino y sus simpatizantes", defendió.

    "MEDIA CONVERSACIÓN" PARA CRISTINA SANZ

    En otro orden de cosas, Roberto Jiménez se refirió también a la expulsión de la concejal de Cristina Sanz del grupo municipal de UPN en Pamplona, tras su paso al PP, para manifestar que este asunto le hubierad durado a él en el PSN "media conversación y no medio verano".

    "En la dirección del PSN las cosas están muy claras: los tránsfugas no tienen cabida. En UPN se difumina el sentido del transfuguismo como estamos viendo día a día en distintos ayuntamientos. Da la impresión de que los concejales no se han pasado a la competencia, como si el PP no fuese la competencia", dijo.

    CRÍTICAS A UPN Y NABAI

    Además, el máximo responsable de los socialistas navarros dedicó también palabras de crítica a UPN y Nafarroa Bai por la actitud que están manteniendo ante la situación de crisis económica.

    Así, respecto a la formación regionalista, Jiménez afirmó que "sigue viviendo en la autocomplacencia y no realiza un análisis medianamente crítico, pues o todo está bien o en el peor de los casos estamos mejor que otros".

    El dirigente socialista consideró que UPN "ha llegado a tal grado de autocomplacencia que se identifica con Navarra y olvida la Navarra real, la que sufre la crisis y quiere mejorar su calidad de vida, y se vale para ello de confrontaciones ficticias que suelen girar en torno a parámetros identitarios".

    En cuanto a la coalición nacionalista, Jiménez afirmó que "han pasado tan solo dos años desde las elecciones autonómicas y el discurso de NaBai ha derivado a posturas muy radicales". "Se les ha caído la careta. La actuación de NaBai permitiendo el protagonismo de ANV en el cohete de Berriozar ha sido el último despropósito", añadió.

    El secretario general del PSN afirmó que "en estas condiciones y con estos hechos, NaBai no está en disposición de sumar apoyos contra el terrorismo" y pidió a los partidos de la coalición que "reflexionen sobre cuál será finalmente su postura oficial en el Parlamento".

    Además, Jiménez señaló que las propuestas de NaBai "son inaplicables por su falta de rigor y por ser ajenas a las necesidades de la sociedad". "Nos demuestran diariamente que no les preocupan los problemas de la gente sino sus demandas y reivindicaciones nacionalistas", dijo, para añadir que NaBai "no es una alternativa creíble".

    Así, el dirigente socialista sostuvo que "frente al conformismo de los conservadores de UPN y el catastrofismo y la radicalización de los nacionalistas vascos, el PSN disfruta de una situación de centralidad política que nos permite hacer análisis mesurados y críticos para encontrar el avance y ofertar soluciones".