25 de febrero de 2020
24 de enero de 2020

El Servicio Navarro de Empleo impartió 1.230 cursos en 2019, con más de 17.000 participantes

PAMPLONA, 24 Ene. (EUROPA PRESS) -

El Servicio Navarro de Empleo, organismo dependiente del Departamento de Derechos Sociales, alcanzó en 2019 las 1.234 acciones formativas, a las que asistieron 17.180 participantes: 10.712 en cursos impartidos a través de entidades de formación subvencionadas; 6.281 en actuaciones del propio organismo (Iturrondo, Cenifer y acciones en zona) y 186 personas a través de empresas subvencionadas.

En relación con el año 2018 y todavía a falta de verificar las concesiones a entidades, el volumen de participantes ha crecido en un 10% y el número de cursos en un 14%, según ha avanzado la directora gerente del organismo, Mirian Martón, en la apertura de una jornada celebrada este viernes en CENIFER bajo el título 'Formación para el empleo 2020: estudios y herramientas', centrada en los análisis realizados por agentes socioeconómicos y consultoras para la mejora de esta política activa de empleo. Propuestas que el organismo valorará, ha indicado, de cara al próximo Plan de Empleo de Navarra.

En concreto, el SNE alcanzó en 2019 los 8.360 participantes en formación dirigida preferentemente a personas ocupadas (608 cursos); 1.847 en formación dirigida prioritariamente a personas desempleadas (132 cursos); 502 en Escuelas Taller y Programas Integrados de Formación y Empleo (30 actuaciones); 3.624 participantes en cursos de Iturrondo (284 cursos); 684 en Cenifer (50 cursos); 1.729 en la vía de respuesta ágil a demandas sectoriales, territoriales o de empresas (93 cursos); 224 en respuesta específica a perfiles de difícil cobertura en empresas (17 acciones); 113 trabajadores y trabajadoras de 13 pymes formados; y 73 personas en acciones promovidas por siete empresas, con un compromiso de contratación del 40%, ha detallado en un comunicado el Gobierno de Navarra.

Con estos datos, Martón ha realizado un balance "muy positivo" del ejercicio 2019, en el que "se produjeron tres hitos importantes; por primera vez se impartieron en Navarra cursos vinculados a la especialidades de la Estrategia de Especialización Inteligente (cerca de 500 participantes); prácticamente se duplicó (de 880 alumnos y alumnas a 1.729) el peso de los Proyectos Singulares, línea de respuesta rápida del SNEa demandas de territorios, sectores empresariales y empresas; y creció un 23% la participación en cursos de formación de personas desempleadas y ocupadas (de 8.289 en 2018 a 10.210) debido a una novedad introducida en la gestión, que facilita la renuncia de entidades formativas subvencionadas para que otras interesadas pueda acceder a las ayudas", ha destacado el Ejecutivo foral.

La gerente ha subrayado la importancia de que "detrás de los datos se dé una efectiva respuesta a necesidades de la ciudadanía y de las empresas". Y, al respecto, ha recalcado "la contribución de los agentes socioecómicos, vía estudios, diagnóstico, propuestas de mejora continua y planificación de las acciones formativas".

Martón ha avanzado las líneas estratégicas del ámbito formativo para 2020. "Para mejorar la calidad de la oferta formativa", el SNE subirá el precio del módulo alumnado/hora una media del 22%. También priorizará la formación del personal docente e incidirá en la evaluación de las líneas formativas, avanzando también en una mayor integración con otras políticas activas (orientación, intermediación o emprendimiento). Además, el organismo promoverá la participación en proyectos de aprendizaje de carácter europeo.

Para ampliar la oferta, la nueva convocatoria de formación en el ámbito de la S3 incorporará una nueva línea de inglés sectorial. El SNE, asimismo, fomentará la incorporación de competencias transversales y digitales en la oferta tradicional técnica y la impartición de contenidos con nuevas metodologías.

Para atender mejor las demandas de empresas, las convocatorias para la formación en pymes y de futuros empleados se resolverán de modo automático (individualizado). Además, el SNE estudia diferentes vías para atender las demandas gestionadas hasta ahora vía Proyectos Singulares.

En cuanto a las necesidades territoriales, el SNE estudia otras vías de gestión para poder ofertar cursos en territorio. Además, el SNE va a poner en marcha una nueva línea de trabajo, 'Adapta 20-30', en la que el organismo se pone al servicio de otros departamentos para el desarrollo de políticas públicas: fijar población en el medio rural, promoción de las industrias culturales y creativas, etc.