18 de noviembre de 2019
  • Domingo, 17 de Noviembre
  • Sábado, 16 de Noviembre
  • 18 de febrero de 2009

    Tres unidades de sangre de cordón umbilical obtenidas en Navarra en 2008 han sido utilizadas en trasplantes

    PAMPLONA, 18 Feb. (EUROPA PRESS) -

    Durante 2008 se hicieron en Navarra 1.315 donaciones de sangre de cordón umbilical (SCU), de las cuales tres unidades han sido ya utilizadas en transplantes por el Banco de Sangre y Tejidos de Barcelona, dentro del programa 'Concordia' del que la Comunidad foral forma parte desde 2008, junto con Baleares, Cantabria, Aragón, Extremadura y Cataluña.

    Estos datos fueron presentados esta mañana en rueda de prensa por la consejera de Salud del Gobierno de Navarra, María Kutz, junto con el director del Programa Concordia (antes denominado Programa de Sangre de Cordón) del Banco de Sangre y Tejidos de Barcelona, el doctor Joan García, que apuntó que el desarrollo del programa en Navarra es "excelente" y que ha pasado en un año de "no existir" a alcanzar "las máximas cotas de eficiencia".

    Las 1.315 donaciones que se produjeron en Navarra en 2008 proceden de los tres hospitales navarros que cuentan con maternidad: el hospital Virgen del Camino, el García Orcoyen de Estella y el Reina Sofía de Tudela. De las muestras utilizadas en transplantes, dos son procedentes del Hospital Virgen del Camino y una del hospital García Orcoyen de Estella.

    Las principales enfermedades que se pueden tratar con sangre de cordón umbilical son leucemias, linfomas agresivos, aplasias medulares y enfermedades graves aunque no muy frecuentes como la inmunodeficiencia severa combinada. La SCU puede utilizarse en niños y en adultos.

    El doctor Joan García apuntó que la cifra de tres donaciones utilizadas en "tan solo" un año y medio dentro del programa es un "récord" y que demuestra la "alta calidad" de las donaciones procedentes de Navarra.

    Asimismo, García comentó que los hospitales navarros son de los "más activos" de España en el campo de las donaciones de sangre, y en concreto el Virgen del Camino, al que García situó como el segundo con más donaciones de sangre de cordón umbilical. Según García, los centros navarro "funcionan de manera excelente".

    El Banco de Sangre y Tejidos de Barcelona centraliza la gestión de las muestras de SCU que le llega de las comunidades implicadas en el programa 'Concordia', que determina la calidad de las muestras, las clasifica en diferentes niveles de compatibilidad con las enfermedades que la requieran, y luego son asignadas a los pacientes que requieran del trasplante de sangre de estas muestras.

    Para utilizar las muestras que llegan al Banco de Barcelona es preciso esperar un año como medida de seguridad, tiempo en el que las muestras deben estar congeladas. Previamente se informa a las madres que estén en estado de embarazo si quieren donar sangre o no.

    Las muestras de sangre se recogen una vez que ha nacido el bebé y con la placenta dentro del útero, mediante una punción estéril en el cordón umbilical. La muestra de sangre recogida junto con una muestra de la sangre de la madre y un trozo del cordón umbilical se envía con la documentación correspondiente al banco de sangre del hospital donde ha tenido el parto hasta que se montan las cámaras de transporte para su remisión al Banco de Sangre de Barcelona. El tiempo transcurrido entre la toma de la muestra y el tratamiento de en Barcelona es de 44 horas como máximo.

    El doctor Joan García señaló que las ventajas de utilizar SCU son que las células son "muy tolerantes" y que la compatibilidad de la muestra con las necesidades del paciente no tiene porqué ser tota. Por tanto, según García, con "poca sangre se pueden realizar muchos transplantes".

    Por su parte, la consejera de salud, María Kutz, agradeció a las persona que han colaborado en la donación de SCU, ya que es "una forma de contribuir con otras personas", y animó a más madres a que donen SCU, ya que es una acción que "no conlleva ningún riesgo".