28 de mayo de 2020
30 de marzo de 2020

UGT defiende la paralización de la industrial no esencial y pide a la patronal que "priorice" la salud

PAMPLONA, 30 Mar. (EUROPA PRESS) -

La Federación de Industria, Construcción y Agro de UGT de Navarra ha pedido a la patronal que "priorice" la salud pública y "anteponga el interés general a intereses particulares o corporativos, ya que si no se preserva la salud de los trabajadores, no podrán funcionar las fábricas".

Ante las advertencias de la CEN sobre el escenario de dificultades para la economía y el empleo, el sindicato responde que "hay un principio fundamental que es que sin salud, no hay trabajo, y que si colapsa el sistema sanitario y se extiende todavía más el problema de salud pública que estamos viviendo, los trabajadores no podrán reincorporarse a sus puestos y el funcionamiento económico no será posible, retrasándose el reinicio de la actividad y entrando, entonces sí, en un escenario muy preocupante".

El sindicato ha reclamado al Gobierno planes de contingencia para "dar soporte a las obligaciones económicas de las pequeñas y medianas empresas y al sistema financiero, que al igual que están las empresas y los trabajadores, asuma también sus riesgos y el papel que le corresponde a la hora de atender las necesidades de las empresas y facilitar que los fondos del ICO lleguen con rapidez a las empresas, evitando crear dificultades añadidas por exceso de burocracia".

UGT-FICA ha trasladado a la patronal que "los sindicatos siempre hemos dado ejemplo de corresponsabilidad y sentido de país, cuando ha habido dificultades". "Ahí están ejemplos como los Pactos de la Moncloa, la reconversión industrial de los años 80 del siglo pasado o los acuerdos alcanzados durante la última recesión", ha dicho.

Según ha añadido, "los trabajadores sabemos que nuestro Estado de Bienestar y la red de protección social dependen en buena medida del tejido industrial, no hace falta que nadie nos lo recuerde, porque lo hemos conquistado a base de sacrificios". "Pero el ejemplo para afrontar esta crisis sanitaria y sus derivadas económica, laboral y social, no hay que buscarla en países gobernados por populistas irresponsables, como los EEUU de Trump o el Brasil de Bolsonaro, que ya se están dando cuenta del error que implica resistirse a tomar las medidas que estamos tomando quienes nos hemos visto azotados antes por esta pandemia", ha expuesto.

Así, UCT ha compartido "la necesidad de acelerar todo lo posible la vuelta al trabajo, pero siempre garantizando la salud pública y, en particular, la salud y la seguridad de las plantillas".

Para leer más