22 de octubre de 2019
10 de abril de 2008

La Universidad de Navarra y María Josefa Huarte sellan el acuerdo para crear el centro de Arte Contemporáneo

PAMPLONA, 10 Abr. (EUROPA PRESS) -

La Universidad de Navarra y María Josefa Huarte firmaron este mediodía el acuerdo para crear un centro de Arte Contemporáneo con las obras de colección cedidas al centro universitario por la Fundación Beaumont. Entre las obras donadas, destacan esculturas de Jorge Oteiza o Eduardo Chillida y óleos de Palazuelo, Tàpies, Picasso o Mark Rothko; una colección de unas 50 obras.

Al acto, que se celebró en el Salón de Grados la Universidad de Navarra, asistieron el presidente del Gobierno de Navarra, Miguel Sanz, la presidenta del Parlamento foral, Elena Torres, la alcaldesa de Pamplona, Yolanda Barcina, y los consejeros de Cultura y Economía Juan Ramón Corpas y Javier Miranda, respectivamente.

El rector de la Universidad de Navarra, Ángel Gómez-Montoro, resaltó durante este acto la "extraordinaria generosidad de María Josefa". "Esta colección de reconocida calidad, permanecerá en Navarra, accesible a todos los navarros y a quienes en un futuro visiten nuestro Viejo Reyno", apuntó.

Gómez-Montoro señaló que "con esta firma la Universidad de Navarra asume una responsabilidad importante", y aseguró que esta iniciativa "pretende dar una dimensión práctica fundamental a las tareas docentes e investigadores en este campo; y desarrollar también un programa de actividades divulgativas, que acerquen el arte contemporáneo a quienes no son expertos".

Asimismo comentó que "se trata, por tanto, de una iniciativa que desea prestar un servicio cultural de máximo nivel posible a la sociedad y, en particular, a Pamplona y a Navarra".

Respecto a una posible financiación pública del futuro centro de arte contemporáneo, Montoro se mostró abierto a tal posibilidad. "Estoy convencido de que encontraremos vías para que las distintas administraciones colaboren en un proyecto que contribuirá al progreso de nuestra comunidad", señaló.

"La experiencia demuestra que las antiguas diferencias entre el sector público y el privado tienen muchas veces un alcance relativo pues, ante todo, debemos sentirnos ciudadanos responsables de la sociedad en que vivimos", apuntó el rector.

Por otro lado, María Josefa Huarte Beaumont comenzó su intervención con unas palabras del artista Vasily Kandinsky y dijo que "toda obra de arte es hija de su tiempo y madre de nuestros sentimientos". Señaló que "este centro de arte tiene vocación de ser ampliado".

Huarte dudó de la fecha de la primera adquisición, "no recuerdo si fue en el año 1954 ó 1956", un relieve negativo en escayola del escultor Jorge Oteiza. "Esta obra impulsó el estilo del resto de obras adquiridas", dijo la propietaria de las obras.