22 de enero de 2020
  • Martes, 21 de Enero
  • Lunes, 20 de Enero
  • Domingo, 19 de Enero
  • Sábado, 18 de Enero
  • Viernes, 17 de Enero
  • 7 de diciembre de 2019

    Antonio Casado.- Rajoy: dosis de recuerdo

    MADRID, 7 Dic. (OTR/PRESS) -

    Volvió Rajoy. Solo para hablar de su libro. Pero la presentación pública del mismo, el miércoles pasado, hizo visible el afecto de su gente, en muchos casos con efecto retroactivo, así como el hambre atrasada de centrismo en las filas del PP, tras el ocasional giro a la derecha de su nuevo líder, Pablo Casado.

    Nada como leer atentamente 'Una España mejor', o escuchar en su propia voz (acaba de salir también en formato de audio-libro), para confirmar la calidad humana del personaje y formar criterio sobre el desenlace de los grandes asuntos del paso del autor por Moncloa entre noviembre de 2011 y mayo de 2018.

    A saber: desactivación del "rescate" económico de España, los dolorosos recortes del gasto social para evitar los peores efectos de la crisis económica, la amenaza del independentismo catalán frenada con la aplicación del artículo 155, el relevo en la Corona tras la abdicación del rey Juan Carlos, el fin del bipartidismo y la moción de censura de Sánchez.

    Y además de los acontecimientos de su mandato, las frases del adiós. Las dijo el 1 de junio de 2018, poco antes de que Sánchez fuese proclamado presidente. Se reproducen en el epílogo del libro e inspiran el título: "No hay mayor honor que ser presidente del Gobierno. Y un honor ha sido dejar una España mejor que la que encontré. Ojalá mi sustituto pueda decir lo mismo en su día. Se lo deseo por el bien de España".

    Es un libro con explicaciones sobre las decisiones tomadas. Hay mucha reflexión y poco fulanismo. Pero con devolución de golpes a Aznar y elogiosos recuerdos al desaparecido Rubalcaba. "Sin Alfredo no hubiera sido posible la sucesión en la Corona", le oigo decir en la distancia corta. Aunque es en el siguiente párrafo donde Rajoy muestra una talla política y humana que le distancia de los políticos que utilizan sus memorias como herramienta de auto-bombo por los aciertos y exculpación por los errores: "La principal lección que he aprendido es que la mejor manera de mirar a España es a hacerlo a través de los españoles, de esos millones de personas anónimas que cada día se esfuerzan en mejorar su vida y la de sus familias".

    No es, sin embargo, un libro de memorias apoyado en las notas de un diario o algo parecido. Así ha ido directo a lo importante, lo esencial, lo que de verdad queda en la memoria del gobernante después de abandonar la carga del cargo.

    Lo cual no quiere decir que, en la presentación pública y en las declaraciones de estos días a los medios de comunicación, el expresidente del Gobierno haya dejado de referirse a temas de estricta actualidad. Por ejemplo, la posibilidad de estar abocados a unas terceras elecciones: "No creo que Sánchez esté por la labor. Sabe que las perdería y por eso hará lo posible y lo imposible por evitarlas", comenta.