13 de agosto de 2020
8 de julio de 2020

Carmen Tomás.- El cuento del escudo social

MADRID, 8 Jul. (OTR/PRESS) -

El Consejo de Ministros aprobó ayer una prórroga de la moratoria de los alquileres, hipotecas e impago de suministros. Muchas personas se beneficiarán, puesto que ha subido el paro, roza ya los 4 millones, más de 2 millones de trabajadores están aún un ERTE, cientos de miles de autónomos han solicitado la prestación por cierre y otros tantos han cerrado y no volverán a abrir y otros muchos miles de trabajadores aún no han cobrado o bien el ERTE o bien la prestación prometida, como es el caso de las empleadas de hogar.

La pregunta es ¿cuántas de estas personas no se verían abocadas a no poder pagar su alquiler o su hipoteca o sus suministros básicos si el Gobierno desde el inicio de la pandemia hubiera sido diligente y hubiera puesto en marcha todas las medidas necesarias para que todos los afectados, millones, hubieran cobrado en tiempo y forma para no verse abocados a dejar de pagar sus recibos? El cuento del escudo social no es más que vender a los ciudadanos, cuánto se preocupa por ti el Gobierno que te permite que dejes de pagar, que están detrás del sufrimiento de millones de trabajadores. En verdad, si esos millones de trabajadores hubieran recibido su prestación, se hubiera protegido a las empresas, se hubiera sido más diligente en proporcionar liquidez y no se hubiera ahogado a asesores y gestores en burocracia, la realidad de las familias sería otra.

Hoy, aún más de 30.000 empleadas de hogar no han cobrado la prestación que les habían prometido, varios cientos de miles de trabajadores no han cobrado el ERTE y 150.000 empresas han tenido que cerrar. Esa es la realidad del escudo social tan cacareado por Pablo Iglesias y este Gobierno. Primero te parto las piernas y luego te doy unas muletas.