22 de enero de 2020
  • Martes, 21 de Enero
  • Lunes, 20 de Enero
  • Domingo, 19 de Enero
  • Sábado, 18 de Enero
  • Viernes, 17 de Enero
  • Jueves, 16 de Enero
  • 11 de diciembre de 2019

    Carmen Tomás.- Limitar los alquileres no funciona

    MADRID, 11 Dic. (OTR/PRESS) -

    Una de las medidas estrella de los comunistas españoles es limitar los precios de los alquileres. En Podemos piensan que de esta forma los precios bajarán y serán más asequibles para los ciudadanos con bajos salarios. Su excusa es que esta medida ya se ha puesto en práctica en otros países y que su resultado ha sido positivo. Pero, también en esto llegan tarde. Resulta que en Berlín ya se lo están cuestionando antes de que entre en vigor y en Suecia directamente han dado marcha tras a la vista de que no ha producido los efectos deseados. Muy al contrario, y como se les viene anunciando desde hace meses, esta medida regulatoria ha hecho que crezca la economía sumergida y la escasez de vivienda en alquiler.

    Podemos sigue empeñado en tomar esta medida en España y aunque el gobierno socialista, ahora en funciones, en la anterior legislatura no quiso llevarla a cabo, veremos qué ocurre si finalmente sale el ejecutivo de coalición. Es obvio que en España el alquiler ha subido mucho. Tan obvio como que las causas hay que buscarlas en el aumento de la demanda y la paralización o ralentización de nueva oferta. En Madrid, por ejemplo, han estado paralizadas varias operaciones de gran tamaño, ha aumentado la población y el número de demandantes de vivienda de alquiler y las posibilidades de adquirir una casa mediante hipoteca son más difíciles. Un cóctel explosivo que únicamente se soluciona aumentando la oferta.

    Convendría que nuestros políticos antes de tomar medidas exploraran lo que ocurre en otros países, a ser posible antes de adoptarlas. Es muy fácil y muy conveniente. Revertir una medida de este calado, una vez destrozado el mercado, en este caso, de la vivienda, es irresponsable y perjudica a los que más necesitan, como dicen, una solución habitacional. Ahora, no tienen excusa. Si no se fían de los economistas o de los especialistas del sector, sólo hay que estudiar lo ocurrido y copiar lo que sí parece que ha dado mejores resultados. Por ejemplo, incentivar a los propietarios que reduzcan sus precios, como ha hecho Portugal.