19 de octubre de 2019
  • Viernes, 18 de Octubre
  • Jueves, 17 de Octubre
  • Miércoles, 16 de Octubre
  • Martes, 15 de Octubre
  • 18 de septiembre de 2019

    Carmen Tomás.- Más focos de incertidumbre

    MADRID, 18 Sep. (OTR/PRESS) -

    Éramos pocos y el petróleo se presenta como nuevo foco de incertidumbre. Es probable que su encarecimiento no dure demasiado, porque si así fuera, el coste para España sería millonario. Cada día que pasa con estos precios, dada la dependencia española y su pesada influencia en nuestras cuentas exteriores, es una carga de más de 10 millones. Pero, luego está la cascada de repercusiones en los precios de los carburantes y en la cesta de la compra.

    Ya dice el refrán que a perro flaco todo son pulgas y este contratiempo, este cisne negro, aparece en un momento delicado de la economía española. Venimos contando desde hace semanas, la multitud de datos negativos que arrojan las estadísticas. El más llamativo es la desaceleración del PIB que lógicamente tiene su parte más visual en la caída de la creación de empleo y en la mayor subida del paro.

    Precisamente este lunes, el INE ha recalculado el PIB y resulta que, en el primer trimestre de este año, la economía creció 2 décimas menos, es decir el 0,5% en lugar del 0,7%, lo que pone aún más difícil el cumplimiento de la previsión del gobierno y de muchos analistas que estaban en la creencia de que al final del año podríamos alcanzar el 2,2%. El INE también ha revisado a la baja en 2 décimas el crecimiento de 2018, por lo que queda en el 2,4% en lugar del 2,6%.

    También hemos conocido datos sobre la evolución en julio de la deuda pública y, aunque se ha reducido respecto al mes anterior, en tasa interanual, de julio de 2018 a julio de 2019, el aumento es del 3% por el PIB, nada menos que de 35.249 millones de euros. Este panorama, sitúa a España sin colchón para afrontar una caída de la economía acelerada y prolongada, con muchos frentes abiertos procedentes del exterior y también en España, donde la incertidumbre política empieza a ser un clásico peligroso.