25 de febrero de 2020
22 de enero de 2020

Escaño cero.- ¿Hay alguien ahí?

MADRID, 22 Ene. (OTR/PRESS) -

Pedro Sánchez tiene suerte. Mucha. Y su buena suerte no es otra que no tener una oposición creíble y consistente.

No, no la tiene. Pablo Casado no logra cuajar un modelo de oposición que sea útil para los ciudadanos. Sus bandazos desconciertan incluso a sus votantes. Hoy se coloca a la derecha pisando los talones a Vox, mañana gira al centro, pasado no se sabe dónde esta.

Y es que el líder del PP no termina de decidir que quiere hacer con su partido, si que continúe siendo un partido de centro-derecha o intentar ocupar el espacio que ocupa VOX. Un día dice que el PP está dispuesto a llegar a pactos de Estado y al otro que al PSOE no le piensa dar ni agua.

En mi opinión Pablo Casado además de no decidir donde coloca a su partido tampoco ha acertado con el equipo que ha elegido. La verdad es que cuando se observa con detenimiento su "banquillo" no te imaginas a ninguno de sus "fieles" como ministro. Claro que Pablo Casado podría alegar a esta opinión de que ser ministro hoy no es lo que era antaño. Hoy puede ser ministro cualquiera. Pero aunque esto sea verdad, cuando un partido ha sido un "partido de gobierno" y quiere volver a gobernar, lo lógico es que los ciudadanos puedan otear que en sus filas hay políticos solventes.

Hoy por hoy, dado su número de escaños, el PP es el principal partido de la oposición pero realmente no va a ser una oposición a la que Pedro Sánchez tenga que temer demasiado, así que el señor Presidente podrá continuar haciendo lo que le venga en gana.

Si Pablo Casado optara por situarse en el "centro", si dejara el histrionismo para Vox, si fuera capaz de rodearse de un equipo solvente, de mantener una línea argumental en su labor de oposición, si asumir que España es un país moderno y sin telarañas y que hay muchos, muchísimos ciudadanos preocupados por el Gobierno PSOE-Podemos, a lo mejor lograba ir haciendo camino para hacer creíble que de verdad el PP es una alternativa de Gobierno.

Pero mientras Pablo Casado continúe dando bandazos los ciudadanos continuarán preguntándose si hay alguien ahí capaz de hacer una oposición seria, contundente, y eficaz al Gobierno del PSOE y Podemos. Por ahora la respuesta es NO.