13 de noviembre de 2019
  • Martes, 12 de Noviembre
  • 21 de octubre de 2019

    Motion Sense introduce una forma intuitiva y rápida de interactuar con Pixel 4 mediante gestos básicos en el aire

    Motion Sense introduce una forma intuitiva y rápida de interactuar con Pixel 4 mediante gestos básicos en el aire
    Pixel 4 en color blancoEUROPA PRESS

       MADRID, 21 Oct. (EDIZIONES/Portaltic) -

       Sistema de reconocimiento facial, control por gestos y fotografías del cielo nocturno son las tres grandes novedades que introduce la familia Pixel 4, junto con mejoras de 'hardware' y 'software' que actualizan estos 'smartphones' respecto a la familia Pixel 3.

       En esta prueba, nos hemos centrado en el sistema Motion Sense, el sistema de control por gestos en el aire (no táctil) que depende de Soli, un pequeño radar ubicado en la parte superior de la pantalla, junto con la cámara frontal del 'smartphone'.

       Este radar se complementa con un algoritmo para detectar la mano del usuario y su movimiento ante la pantalla, cuando realiza lo que han llamado 'gestos rápidos'. Para poder usar esta función hay que activarla primero -con ir a Ajustes y escribir gestos en la barra de búsqueda aparecerá la opción 'Gestos Rápidos. Motion Sense'-.

       Inicialmente, los gestos rápidos están disponibles en las aplicaciones de Google, como YouTube Music. Dado que se trata de un servicio que viene de serie en el 'smartphone', para hacer una primera prueba puede ser una buena opción. Así, con abrir una lista de reproducción, solo tendremos que pasar la mano delante de la pantalla, de izquierda a derecha, o viceversa, para cambiar de canción.

       Al principio, este sistema de control mediante gestos rápidos no sale tan fluido como pueda esperarse, pero con la práctica mejora y acaba resultando bastante intuitivo y cómo de usar. ¿Que no te gusta la canción que está sonando? Ni siquiera tienes que tocar o coger el móvil; levanta la mano, sitúala por encima de la pantalla, y muévela hacia un lado. La canción cambiará. Así de simple.

       Este sistema funciona con la aplicación activada, pero también si la tenemos en segundo plano o incluso con la pantalla bloqueada.

    RECONOCIMIENTO FACIAL

       Soli también trabaja junto con el sensor de infrarrojos para el sistema de reconocimiento facial. Esta función se introduce por primera vez en un 'smartphone' Pixel y Google apuesta tanto por ella que la familia Pixel 4 no tiene lector de huellas dactilares.

       Para poder usar este sistema de desbloqueo y autenticación, primero hay que activarlo desde el apartado de Ajustes. Lo primero que pedirá el sistema es que el usuario sitúe el rostro delante de la pantalla, rellenado un hueco circular que aparecerá en ella. Este estará dividido en áreas y mediante movimientos lentos pero firmes, habrá que rellenarlos todos para completar el proceso.

       Lo bueno de sistema es que su configuración no lleva mucho tiempo y tampoco da errores que obligan a iniciar el proceso. Si algún área queda sin marcar, con mover la cabeza lentamente en su dirección para asegurarnos de que lo activamos, veremos que parpadea, y solo tendremos que esperar unos segundos para desmarcarlo.

        Una vez activado, el desbloqueo del terminal es instantáneo. A una distancia de un palmo y medio, más o menos, la pantalla pasa de estar bloqueada a desbloqueada, y nos lo indicará -si lo tenemos activado- una breve vibración.

        En los días posteriores a la presentación del 'smartphone', ha surgido una polémica, en torno a este sistema de reconocimiento facial: desbloquea el terminal incluso si el usuario tiene los ojos cerrados, algo que hemos podido comprobar durante la prueba de Pixel 4.

        Al probar a desbloquearlo con los ojos cerrados, el sistema de reconocimiento facial funciona con la misma rapidez que si los tenemos abiertos. Es cierto que este sistema puede complementarse con otros disponibles, como el PIN, una contraseña o un patrón.

       Desde Google, incluso, han aconsejado estos otros mecanismos de desbloqueo por el usuario "está preocupado por que alguien coja su teléfono y trate de desbloquearlo cuando tiene los ojos cerrados". En la prueba, si un tercero nos coge el teléfono y lo quiere desbloquear, no necesita que tengamos los ojos cerrados, sino ser rápido en ponerlo delante de nuestro rostro y a la distancia adecuada para que el sistema nos reconozca. Aunque suponemos que va más en la línea de si alguien quiere aprovechar que estamos durmiendo o nos ha pasado algo y no reaccionamos.

    En cualquier caso, la compañía ha prometido una actualización para incluir el requerimiento de tener los ojos abiertos durante el reconocimiento, para que este sistema sea más similar a Face ID de Apple.

    SMARTPHONE DE USO INTUITIVO Y SENCILLO

        Motion Sense es la apuesta de Google para un control más intuitivo y menos táctil de nuestro 'smartphone'. Si salvamos el escollo inicial de tener que adaptarnos a él, se nos presenta un sistema de control mediante gestos rápidos y básicos que no nos obliga a coger el móvil cada vez que quedamos hacer acciones simples como pasar de canción o colgar una llamada.

       Los gestos rápidos, unido al reconocimiento facial -que desbloquea el terminal casi sin que te des cuenta-, junto a mejoras que actualizan la familia Pixel 4 respecto a su predecesora -como el procesador Snapdragon 855 de Qualcomm, los 6GB de RAM que tienen todas las versiones o Android 10 con novedades como el modo nocturno-, hace que en conjunto este 'smartphone' sea un terminal sencillo de usar.

    Contador

    Para leer más


    Lo más leído