14 de octubre de 2019
  • Domingo, 13 de Octubre
  • Sábado, 12 de Octubre
  • 16 de julio de 2019

    Google detalla cómo funcionan sus herramientas de búsqueda y las medidas que toman ante contenidos no apropiados

    Google detalla cómo funcionan sus herramientas de búsqueda y las medidas que toman ante contenidos no apropiados
    Ejemplo de las herramientas de búsqueda de Google fragmento destacado, panel informativo y autocompletarGOOGLE

    MADRID, 16 Jul. (Portaltic/EP) -

    Google ha detallado cómo funcionan los distintos elementos de su servicio Búsqueda, una desglose que explica que puede llegar a eliminar sus herramientas de búsqueda como el panel de información, la función de autocompletar o los fragmentos destacados, de los resultados si muestran contenidos que van en contra de sus políticas, o corregir la información que se muestra en ellos.

    Google ha explicado en un comunicado los mecanismos en los que se basa para mostrar o no al usuario sus herramientas de Búsqueda más destacadas, como son los fragmentos destacados, el panel de información y la función de autocompletar, y ha asegurado que estas herramientas son eliminadas en ocasiones de determinadas páginas cuando incumplen sus políticas.

    El fragmento destacado ('featured snippet') resalta las páginas web que podrían contener con mayor exactitud lo que el usuario está buscando. Se suele mostrar como primer resultado y contiene el enlace a la web y un breve fragmento extraído de ella donde se responde esencialmente a la búsqueda.

    Desde la compañía aseguran que como su "formato y posición pueden ser interpretados como señal de calidad o credibilidad", han publicado una serie de criterios "para aquello que puede aparecer como un fragmentos destacado". De tal forma, que no permiten que aparezca esta herramienta cuando el contenido viola sus políticas por ser "sexualmente explícito, incitar al odio, ser violento, hiriente o carezca de un consenso por parte de expertos sobre los temas de interés público".

    Para ello, utilizan un sistema automatizado que no muestra directamente los fragmentos que cumplen con estos criterios, aunque desde Google aseguran que si el sistema falla, éstos son eliminados manualmente. A pesar de ello, recalcan que se elimina la herramienta de fragmento destacado, pero no el resultado de la búsqueda.

    Solo se eliminan páginas web de los resultados de búsqueda en "circunstancias limitadas", explican, como cuando la ley se lo solicita en casos de reclamaciones por infracciones de derechos o de imágenes sobre abusos infantiles; y también en casos en que se muestre información personal sensible sobre alguien.

    Por su parte, el gráfico de conocimiento (The Knowledge Graph) muestra una colección de datos sobre "personas, lugares y cosas del mundo", según lo que esté buscando el usuario, provista por el algoritmo de Google, con información procedente de distintas fuentes, como la web o de bases de datos estructuradas.

    Desde Google aseguran que la aunque su intención es mostrar datos fácticos, lo más precisos posible, no siempre es posible, por lo que han establecido un sistema de verificación y corrección manual a partir de la información que reciben de los usuarios.

    En el caso de las herramientas de búsqueda predictivas, como la función de autocompletar o la de búsquedas relacionadas, estas permiten que el usuario reciba sugerencias sobre lo que está buscando. También se incluye la opción de 'otras personas también han buscado', que permite obtener información adicional y relacionada con el tema sobre el que se está investigando.

    Al no tratarse de resultados que solicite directamente el usuario, desde la compañía aseguran que tienen cuidado en no mostrar predicciones que "puedan ser chocantes u ofensivas o puedan tener un efecto negativo sobre grupos o individuos".

    En el caso de los resultados de búsqueda orgánicos, donde aparecen distintos enlaces a diferentes páginas web, Google sigue un sistema automatizado por el que una serie de algoritmos deciden en qué orden deben aparecer los resultados, basándose en qué contenidos van a ser más útiles para el usuario.

    Desde Google explican que el sistema que siguen cuando los usuarios les aseguran que se les están mostrando webs irrelevantes para su búsqueda, la compañía no interviene manualmente, sino que los algoritmos "aprenden de los ejemplos para identificar las áreas a mejorar". Solo en el último año, han realizado más de 3.200 cambios en su sistema de búsqueda.

    Además, Google cuenta con un sistema 'antispam' que evita automáticamente que los usuarios reciban 'spam', 'malware' o se muestren sitios engañosos. En el caso de que estos sistemas no funcionen, aseguran que manualmente reportan el problema a su Consola de Búsqueda a través del informe de Acciones Manuales, para que los propietarios de la página determinada cambien su comportamiento.

    Para leer más