24 de febrero de 2021
6 de julio de 2014

Linux ya tiene una alternativa a Android y CarPlay de código abierto

Linux ya tiene una alternativa a Android y CarPlay de código abierto
EUROPA PRESS

Madrid, 6 de jul. (Portalic/ EP)

Automotive Grade Linux es un nuevo proyecto de código abierto que busca ser una alternativa a los sistemas Android Auto de Google y Carplay de Apple. Basado en Tizen, Automotive Grade Linux pretende que fabricantes y usuarios puedan personalizar su experiencia para conseguir coches conectados con más libertad.

El mundo del motor se ha convertido en protagonista dentro del sector tecnológico por las últimas propuestas de compañías como Google o Apple. En los últimos meses y semanas se han desvelado plataformas de esas compañías pensadas para conseguir coches conectados, que permitan a los usuarios disfrutar de una nueva experiencia durante la conducción, con acceso seguro y adaptado a los contenidos tradicionales de sus teléfonos.

Google ha desvelado Android Auto y Apple ha apostado por CarPlay. Ambas plataformas ya cuentan con una gran lista de fabricantes en su catálogo y a finales de este mismo año se comenzarán a estrenar los primeros vehículos compatibles. Sin embargo, Android Auto y CarPlay no estarán solos.

Automotive Grade Linux es la última alternativa confirmada para el mundo del motor. Se trata de una nueva plataforma de código abierto basada en Linux. En concreto, Automotive Grade Linux ha sido desarrollada a partir de Tizen, un sistema operativo que Samsung, Intel y Linux Foundation han estado desarrollando en los últimos meses.

La idea detrás de Automotive Grade Linux es similar a la de Android Auto y CarPlay de Apple. Básicamente se busca ofrecer coches conectados, facilitando la vinculación con dispositivos móviles para aprovechar su potencial. Como aspecto destacado, Automotive Grade Linux se presenta como un sistema abierto, en contraposición con sus rivales, de forma que los fabricantes y los usuarios podrán personalizarlo a su antojo.

Desde Linux Foundation han explicado que Automotive Grade Linux y su naturaleza abierta y colaborativa pueden ayudar a la evolución del sector y a la implementación de esta tecnología. De momento en una fase de desarrollo inicial, Automotive Grade Linux ofrece aspectos básicos como una pantalla de inicio, acceso a Google Maps y posibilidades para vincular los dispositivos por bluetooth.

Automotive Grade Linux está ya disponible de forma libre para que desarrolladores y fabricantes puedan comenzar a trabajar con esta nueva apuesta para el coche conectado. Como ocurre con Android Auto y Apple CarPlay, todavía habrá que esperar para ver los resultados de Automotive Grade Linux, que se confirma como una alternativa abierta a esos sistemas.

Para leer más