26 de noviembre de 2020
19 de octubre de 2020

Irlanda investiga a Instagram por su uso de datos de menores de edad

Irlanda investiga a Instagram por su uso de datos de menores de edad
Un estudio demuestra que casi se escribe tan rápido en el móvil como en el teclado - PIXABAY - ARCHIVO

MADRID, 19 Oct. (Portaltic/EP) -

La Comisión de Protección de Datos de Irlanda (DPC, según sus siglas en inglés) ha abierto dos investigaciones sobre el manejo de datos de niños por parte de la red social Instagram.

La DPC es la autoridad independiente de Irlanda responsable de la protección de datos personales de ciudadanos de la Unión Europea. Este organismo abrió las investigaciones el mes pasado después de afirmaciones de que Instagram, propiedad de Facebook, hizo públicas direcciones de correo electrónico y números de teléfono de usuarios menores de 18 años.

Una de las investigaciones se centrará en el diseño de la configuración de la cuenta de Instagram para ver si la red social promueve la privacidad de los usuarios, centrándose en las cuentas de niños.

Por su parte, la segunda investigación se centrará en la función de las cuentas comerciales y si es apropiado que estas muestren los datos de contacto de los niños, según ha informado el diario The Telegraph.

Cualquier usuario de Instagram puede cambiar su cuenta personal a una comercial, que permite ver estadísticas sobre la popularidad de sus fotos y vídeos, entre otras cosas.

Al cambiar a una cuenta comercial, los datos de contacto personales de los usuarios se muestran públicamente en el perfil, permitiendo que cualquiera pueda contactar con ellos.

Las investigaciones surgen de una denuncia presentada por el científico de datos estadounidense David Stier, quien analizó en 2019 los perfiles de alrededor de 200.000 usuarios de Instagram en todo el mundo.

Según el estudio de Stier, más de 60 millones de menores de 18 años pudieron cambiar su perfil a una cuenta comercial durante un año.

Si se descubre que Instagram ha infringido las leyes de privacidad, la DPC podría multar a Facebook con hasta el 4 por ciento de sus ingresos anuales. Según datos de 2019, la multa máxima podría llegar a los 5.700 millones de dólares.