13 de noviembre de 2019
  • Martes, 12 de Noviembre
  • 9 de julio de 2008

    Llamazares trasladará al Congreso la propuesta de UCE, COAG y Ceaccu sobre márgenes comerciales de productos agrarios

    MADRID, 9 Jul. (EUROPA PRESS) -

    El portavoz de Grupo Parlamentario ER-IU-ICV, Gaspar Llamazares, se ha comprometido a trasladar a los representantes parlamentarios que integran las Comisión de Sanidad y Consumo del Congreso de los Diputados la proposición no de ley planteada recientemente por la Unión de Consumidores de España (UCE), la Coordinadora de Organizaciones de Agricultores y Ganaderos (COAG) y la Confederación Española de organizaciones de Amas de Casa, Consumidores y Usuarios (CEACCU) sobre los márgenes comerciales de los productos agrarios.

    Las tres organizaciones, que fueron recibidas ayer por LLamazares en el Congreso de los Diputados, expusieron la necesidad de que la Cámara Baja debata sobre los abusos que se están produciendo en el cadena agroalimentaria "con altísimos márgenes comerciales que perjudican a consumidores y a agricultores".

    Así, el líder de IU mostró su interés por la necesidad de otorgar mayores competencias al Observatorio de Precios, y por la aplicación del artículo 13 de la Ley del Comercio que establece que el Gobierno del Estado "podrá fijar los precios o los márgenes de comercialización de determinados productos, así como someter sus modificaciones a control o a previa autorización administrativa, cuando se trate de productos de primera necesidad o de materias primas estratégicas".

    De esta forma, UCE, COAG y CEACCU inician una ronda de encuentros con los grupos políticos parlamentarios para denunciar los desequilibrios existentes en la cadena agroalimentaria, "dominada por la gran distribución" y reivindicar unos "precios justos" para los profesionales agrarios y razonables para los consumidores.

    Por último, los representantes de consumidores y agricultores destacaron que los consumidores están pagando precios excesivos por los productos agrarios en relación a su calidad y a los precios percibidos por los agricultores, "que en ocasiones no llegan ni a cubrir los costes de producción".