21 de octubre de 2019
  • Domingo, 20 de Octubre
  • 24 de enero de 2009

    ANDALUCÍA.-Sevilla.- La Escuela Técnica Superior de Ingenieros de la US celebra la VI Escuela de Invierno de Sistemas Dinámicos

    SEVILLA, 24 Ene. (EUROPA PRESS) -

    El Departamento de Matemática II de la Escuela Técnica Superior de Ingenieros de la Universidad de Sevilla, en colaboración con la Red Dance, ha organizado la sexta edición de la Escuela de Invierno de Sistemas Dinámicos, que tendrá lugar del 26 al 30 de enero en Carmona.

    El encuentro internacional, al que se han inscrito 40 participantes de distintas nacionalidades y unos 40 investigadores de la Red, consta de tres cursos de nivel avanzado de doctorado y master.

    Los módulos, de diez horas cada uno, serán impartidos por los profesores Freddy Dumortier, de Bélgica, John Hogan, de Reino Unido, y Enrique Pujals, de Brasil, según informaron a Europa Press fuentes de la Hispalense.

    La apertura de la Escuela de Invierno estará a cargo del director de la Escuela Técnica Superior de Ingenieros, Emilio Freire, y de los coordinadores de la Red Dance Jorge Galán, subdirector del Instituto de Matemáticas de la Universidad de Sevilla; Ángel Jorba, de la Universidad de Barcelona, y Carmen Núñez, de la Universidad de Valladolid.

    Según el organizador de la ETS de Ingenieros, Jorge Galán, el carácter internacional de la Escuela de Invierno, provoca la interacción entre estudiantes e investigadores de distintas procedencias, lo que hace que se estrechen los lazos entre la comunidad dinámica española y las numerosas ramificaciones de ésta en el extranjero.

    Asimismo, señala que en el origen de la Red, en 2002, se acuñó el acrónimo Dance porque el objetivo de ésta es aprender "bailes nuevos y esto no es posible hacerlo en solitario", de ahí la importancia del contacto entre estudiantes e investigadores de sistemas dinámicos de todo el mundo.

    Los sistemas dinámicos son una parte de las matemáticas que estudia los problemas que presentan evolución en el tiempo. El ejemplo más tradicional y de donde, puede decirse, arranca esta disciplina es la Mecánica Celeste, es decir, el movimiento del Sol y los planetas.

    No obstante, las aplicaciones son múltiples, como los circuitos electrónicos y sistemas mecánicos, sistemas biológicos y sistemas económicos, entre otros. El planteamiento de problemas en estos campos han impulsado de manera notable esta rama de las matemáticas con conexiones en el análisis, la topología y, más recientemente, en el cálculo numérico.