5 de abril de 2020
20 de diciembre de 2008

Bolonia.- Estudiantes valencianos piden que se retiren las denuncias contra universitarios para negociar

VALENCIA, 20 Dic. (EUROPA PRESS) -

La Asamblea de Estudiantes de la Universitat de València (UV) reiteró hoy que se retiren las denuncias interpuestas por la Universitat a algunos de los estudiantes para poder iniciar el diálogo.

"No se puede negociar ninguna cosa con una pistola, metafórica, encima de la mesa", según indicaron en fuentes del colectivo en un comunicado.

Asimismo, destacaron su voluntad de "seguir luchando" tras el parón navideño y después de "dos meses de ocupación ininterrumpida por un debate abierto y la paralización del proceso".

En esta línea, anunciaron que continuarán la "lucha" a partir del 8 de enero y que aprovecharán este parón para dedicarse a "los estudios, a la formación y a la lluvia de ideas sobre el movimiento asambleario, así como para reflexionar sobre las propuestas del pasado I Encuentro Estatal de Asambleas de Estudiantes celebrado con éxito rotundo en la Universitat de València".

Además, se felicitaron por las "escasa noticias que nos llegan desde el exterior". "Por un lado, por las acciones de los estudiantes franceses y por otra por la ocupación de la New York New School University en solidaridad con los movimientos de estudiantes universitarios de España, Francia y Grecia. Sin olvidar nuestros vecinos de Alicante que ocuparon el rectorado el pasado día 19 de diciembre para pedir un debate y referéndum", manifestaron.

Del mismo modo, remarcaron la "actitud cívica" de los movimientos de estudiantes, así como su "lucha no violenta por la apertura de la democracia universitaria y la participación de los estudiantes en el debate sobre el Plan Bolonia que ya tantas respuestas negativas está levantando en contra en muchos lugares del mundo".

Para la Asamblea de Estudiantes de la UV, "la competitividad, la adaptación de la universidad al mercado laboral que dominan las empresas, la reducción de contenidos básicos y la reducción formación crítica aportada desde la universidad son problemas lo suficientemente graves como para ser debatidos públicamente".

Por ello, instaron, una vez más, a la paralización del Plan Bolonia y del proceso de adaptación de los grados en la UV para un periodo de información pública y el posterior referéndum vinculante.