7 de diciembre de 2019
  • Viernes, 6 de Diciembre
  • 11 de febrero de 2010

    CANTABRIA.-UGT propondrá en el Consejo Escolar que los centros puedan elegir entre jornada partida o continua

    SANTANDER, 11 Feb. (EUROPA PRESS) -

    La Federación de Trabajadores de la Enseñanza (FETE) de UGT propondrá en el próximo Consejo Escolar de Cantabria que los centros públicos y concertados puedan elegir entre tener jornada partida o continua, según sus necesidades.

    Así lo anunciaron hoy en rueda de prensa el secretario general del FETE-UGT, Fernando García, y el secretario de Acción Sindical de FETE, Paulino Alonso, quienes precisaron que, aunque en la mesa sectorial del lunes la Consejería de Educación dio "la callada por respuesta" respecto a cuándo se va a iniciar el debate sobre la jornada, UGT planteará esta petición en el Consejo Escolar para que los representantes de los padres las transmitan a las AMPAS y se traten en los consejos escolares de cada centro.

    En Cantabria, con carácter general, la jornada escolar ordinaria se distribuye en sesiones de mañana y tarde, aunque si un centro participa en un Proyecto de Innovación Pedagógica y Organizativa (PIPO) puede modificar su jornada y establecer la continuada. No obstante, la Consejería de Educación limita el número de centros que pueden acceder a los PIPO, de forma que actualmente hay 16 colegios e IES con ellos, la mayoría en Santander y Torrelavega.

    Los representantes sindicales observaron que la sociedad ha cambiado y hay necesidades educativas "que no había hace diez años", por lo que, en su opinión, la jornada partida "no es el horario adecuado" además de que no permite conciliar la vida laboral y familiar tanto de los profesores como de los padres de alumnos.

    En este sentido, aseguraron que la jornada continua es "un avance", como demuestran que las comunidades autónomas donde está implantada "no se plantean un paso atrás".

    La jornada continua supondría que la carga lectiva se imparta por la mañana, se ofrezca el servicio de comedor escolar, y por la tarde se realicen actividades complementarias de ocio, deportivas y culturales. De este modo, los niños estarían una hora más en el colegio, que, explicó el sindicato, abriría a las ocho de la mañana, con servicio de guardería, y cerraría a las seis de la tarde.

    De este modo, la jornada continua implica la contratación de personal auxiliar, como monitores de tiempo libre, educadores, orientadores, etcétera. El coste por centro se estima en unos 12.000 euros al año, por lo que UGT insta a la implicación de la Administración regional y de las locales.

    García explicó que el sindicato está en contra de que la responsabilidad de las actividades extraescolares recaiga sobre el centro, y demanda que se dote a Cantabria de una normativa similar a la que existe en las 9 comunidades autónomas en las que se permite a los centros elegir entre jornada partida o continua.

    No obstante, precisó que UGT no plantea una jornada continua "forzosa", sino que cada comunidad educativa "pueda adaptar la jornada a sus necesidades". "No es justo que en las zonas rurales los alumnos no tengan la posibilidad de hacer música o voleibol", manifestó.

    Por su parte, Alonso subrayó que el planteamiento de UGT es "para todos los centros sostenidos con fondos públicos", ya sean públicos o concertados, porque "no debe haber discriminación". De hecho, indicó que ya se han dado "algunos problemas" en centros concertados, pero no han conseguido implantar la jornada continua.

    Por este motivo es por el que el sindicato pretende "generalizar el planteamiento", con el fin de que "nadie se sienta discriminado", recalcó.