3 de agosto de 2020
7 de octubre de 2009

CATALUNYA.-Bolonia- Los estudios eclesiásticos catalanes incorporan el plan con reticencias

BARCELONA, 7 Oct. (EUROPA PRESS) -

La facultades eclesiásticas de Catalunya inauguraron hoy el año académico con la adaptación de sus estudios al Plan de Bolonia. Los decanos de las facultades expresaron su preocupación por la "mercantilización" y falta de presupuesto en su aplicación.

El cardenal arzobispo de Barcelona, Lluís Martínez Sistach, presidió el acto inaugural del curso de las facultades de Filosofía y Teología de Catalunya, así como de otros institutos eclesiásticos. En la ceremonia, que tuvo lugar en el seminario conciliar de Barcelona, se homenajeó al jesuita Miquel Batllori, en los cien años de su nacimiento, y se entregó una medalla meritoria al profesor Enric Cortés por su trabajo especializado en la tradición judía.

El decano de la Facultad de Filosofía de Catalunya de la Universidad Ramon Llull, Joan B. Martínez Porcell, aportó en su discurso un punto de vista crítico a los mecanismos de aplicación del Plan de Bolonia.

"Nos unimos a las voces que denuncian un creciente menosprecio hacia los estudios humanísticos y filosóficos, una cierta asfixia burocrática en la vida universitaria y una creciente intervención del aparato administrativo en el interior de la calidad universitaria", dijo Martínez Porcell.

Añadió que una de sus mayores preocupaciones es que "los profesores acaben siendo substituidos por una casta burocrática que prefiere la hipotética eficacia que pone en peligro la calidad cultural universitaria".

En declaraciones a Europa Press, Martínez Porcell explicó el Plan de Bolonia está totalmente implantado en el primer ciclo y que espera que durante este curso reciba la definitiva aprobación, tanto civil como Vaticana, que le permita tener "las dos Bolonias".

La Facultad de Teología de Catalunya también ha empezado el curso ajustándose al plan europeo. Su decano, Armand Puig, afirmó que Bolonia "reporta más beneficios que dificultades" y que "impulsa a los alumnos a tener una dedicación más intensa".

Sin embargo, explicó a Europa Press que este año sólo empieza a implantar el nuevo sistema y que confía en que, en cuatro o cinco años, esté totalmente implantado, ya que Bolonia "es dos cosas: mentalidad y práctica" y como tal, "exige tiempo".

Durante su discurso, Puig hizo una llamada a las diócesis para que ayuden económicamente a la Facultad. Como explicó a Europa Press, la Facultad de Teología no está reconocida civilmente como institución (sí que lo están, en cambio, sus títulos), por lo que no puede optar a ayudas públicas, "y el problema es que Bolonia obliga a programar más cosas, por lo que exige un presupuesto más alto", aclaró.

En la ceremonia, se presentaron los nuevos másters de la Facultad de Filosofía: Gestión y Didáctica del Patrimonio Cultural, e Investigación de Filosofía y Estudios Humanísticos, recientemente aprobados.