13 de diciembre de 2019
  • Jueves, 12 de Diciembre
  • 15 de noviembre de 2019

    Celaá recuerda que el Gobierno del PP coordinó las pruebas del Informe PISA donde se han detectado anomalías

    Celaá recuerda que el Gobierno del PP coordinó las pruebas del Informe PISA donde se han detectado anomalías
    La ministra portavoz en funciones, Isabel Celaá, comparece en rueda de prensa tras el Consejo de Ministros. - ÓSCAR CAÑAS - EUROPA PRESS

    MADRID, 15 Nov. (EUROPA PRESS) -

    La ministra de Educación y Formación Profesional en funciones, Isabel Celaá, ha señalado este viernes que fue el Gobierno del Partido Popular presidido por Mariano Rajoy el que coordinó las pruebas del Informe PISA donde la OCDE han detectado anomalías, ya que se realizaron en mayo de 2018, antes de la moción de censura que provocó la entrada del socialista Pedro Sánchez en La Moncloa.

    La ministra ha realizado estas declaraciones en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros al ser preguntada por la decisión de la OCDE, acordada con el Ministerio de Educación, de aplazar la publicación de parte de los resultados españoles del Informe PISA, prevista para el próximo 3 de diciembre, tras detectar anomalías en las respuestas de los estudiantes en la prueba de lectura en algunas zonas de España.

    Celaá ha esquivado responsabilidades al afirmar que se trata de "una cuestión de la OCDE exclusivamente" sobre unas pruebas que se realizaron en mayo de 2018 y que se corresponde "con las gestión del anterior gabinete", en referencia al Gobierno de Mariano Rajoy, donde Íñigo Méndez de Vigo era el titular de la cartera de Educación.

    La ministra ha asegurado que estos problemas han ocurrido también en países como Estados Unidos u Holanda. También ha confirmado que la Secretaría de Estado de Educación trabaja junto a la OCDE "para identificar las causas" de un comportamiento "llamativo" en las respuestas de algunos estudiantes españoles.

    Este viernes, la OCDE desvelaba en un comunicado que "un número relevante de estudiantes españoles respondieron a una sección nueva de la prueba de lectura (la sección de fluidez lectora) de una forma que era patente que no representaba su competencia lectora real", por lo que ha decidido posponer los resultados de lectura de los estudiantes españoles mientras investiga, junto al Ministerio de Educación, "las fuentes de estas anomalías".

    En concreto, en esta evaluación realizada a través de ordenador muchos estudiantes "contestaron la sección de fluidez lectora de manera apresurada, empleando menos de 25 segundos en total para responder más de 20 preguntas", cuando en otros países los jóvenes "emplearon por lo general entre 50 segundos y más de dos minutos en contestar esta sección, dependiendo de lo rápido que pudieran leer".

    Cerca de 40.000 alumnos de 1.102 institutos de todas las comunidades españolas participaron el año pasado en las pruebas del Informe del Programa Internacional para la Evaluación de Estudiantes, conocido como PISA por sus siglas en inglés, que desde el año 2000 evalúa las capacidades de estudiantes de todo el mundo en lectura, matemáticas y ciencias.

    Las pruebas del Informe Pisa están destinadas a alumnos de 15 años, justo cuando se acercan a terminar la educación obligatoria, y se realizan cada tres años. En España, las pruebas se aplican en todas las comunidades autónomas con una muestra ampliada de unos 50 centros en cada región que permitirá obtener resultados autonómicos. La elección de los centros es aleatoria, y del mismo modo se seleccionan, por azar, los 42 alumnos que hacen la prueba en cada instituto.

    Contador

    Lo más leído en Sociedad