16 de octubre de 2019
  • Martes, 15 de Octubre
  • 19 de abril de 2009

    División en la comunidad educativa sobre la legitimidad de las ayudas a los centros diferenciados

    No hay estudios científicos concluyentes que demuestren que la educación separada favorece al desarrollo de los alumnos, según experto

    MADRID, 19 Abr. (EUROPA PRESS) -

    La retirada del concierto a un centro escolar de chicos por la Consejería de Educación de Cantabria ha abierto de nuevo el debate sobre la legitimidad de estas ayudas del Estado a los centros en los que la admisión del alumnado segrega por razón de sexo. La reacción no se ha hecho esperar y los principales agentes del sistema educativo español se han mostrado de nuevo divididos.

    Son ya cuatro comunidades autónomas gobernadas por el PSOE, incluida Cantabria, las que se han retirado los conciertos a este tipo de centros. En Castilla La Mancha ya no existe ningún colegio concertado que separe a los alumnos; Andalucía, a principios de enero publicó una orden en la que se aunuciaba el final de esta financiación para once de los centros que desarrollan la educación diferenciada; y Baleares hizo lo mismo días antes.

    El Ministerio de Educación, sin embargo, precisó a Europa Press, que aunque la Ley Orgánica de Educación "deja un margen" para que las comunidades autónomas decidan cómo aplican los conciertos educativos, precisaron que el Gobierno apuesta por "un sistema basado en la igualdad de oportunidades entre hombres y mujeres, de la misma forma que la sociedad española, democrática y avanzada, debe defender este derecho básico".

    Las asociaciones de padres han manifestado posturas opuestas: mientras la Confederación Española de Padres de Alumnos (CEAPA) animaba a los gobiernos autonómicos a retirar las ayudas a los centros que segregan por sexo, la Confederación de Padres y Madres de Alumnos (COFAPA) denunciaba el "ataque constitucional" al derecho "legítimo" de los padres a elegir la educación diferenciada para sus hijos, tal y como establece la LOE.

    "NO HAY ESTUDIOS CONCLUYENTES"

    Para el profesor titular de Psicología de la Educación de la Universidad Complutense de Madrid (UCM), José Antonio Bueno, "no hay estudios concluyentes" que demuestren que la educación diferenciada es mejor para el desarrollo de los jóvenes. Es más, este experto indicó que los resultados de los trabajos sobre este asunto son, incluso, "contradictorios".

    Si bien reconoció que científicamente las niñas son "más rápidas" que los niños a la hora de entender y procesar la información en la infancia --el inicio al habla es más temprano--, advirtió que hay una determinada edad en la que esas diferencias "tienden" a igualarse. "Evolutivamente hablando hay diferencias de rendimiento pero que se compensan a través de la interacción y la relación con los demás", apostilló.

    Así, según Bueno, la etapa escolar en la que existe una diferencia mayor es en tercero y cuatro de la ESO (13 y 14 años), aunque ese escalón se salva cuando el alumnado alcanza el primer curso de Bachillerato. Por este motivo, afirmó que, dependiendo del objetivo que se quiera alcanzar --mayor nivel académico o mayor nivel de socialización--, se opta por el modelo educativo diferenciado o mixto.