26 de noviembre de 2020
11 de diciembre de 2007

EpC.- Foro Español de la Familia confía en que el auto del TSJA sirva para que más padres se atrevan a objetar

OVIEDO, 11 Dic. (EUROPA PRESS) -

El presidente del Foro Español de la Familia, Benigno Blanco, mostró hoy su confianza en que el auto del TSJA sobre la Educación para la Ciudadanía sirva para que los padres se atrevan a dar el paso de la objeción a pesar de "el clima de amenazas de la Administración", un paso que "se irá dando poco a poco porque es complejo".

Blanco ofreció una rueda de prensa en Oviedo, junto al presidente asturiano del Foro de la Familia Ángel Mario Díaz y el letrado José Luis Lafuente, para valorar el auto del Tribunal Superior de Justicia de Asturias (TSJA) en el que se suspende cautelarmente la obligatoriedad de acudir a clases de Educación para la Ciudadanía (EpC) de aquellos escolares que presentaron objeciones de conciencia.

Los miembros del Foro de la Familia explicaron que ahora mismo ya se han notificados cinco autos que son estimatorios de las medidas cautelares planteadas y están en camino "alrededor de 15 más". Existen además dos desestimaciones --al tratarse de alumnos que cursan cuarto de la ESO y no reciben la asignatura-- y otros recursos planteados de manera más reciente.

Benigno Blanco manifestó que el número de objeciones de conciencia en España sigue creciendo "día a día". "Creo que esta jurisprudencia crea precedentes para las futuras que se darán en otras comunidades autónomas", dijo el presidente del Foro por la Familia que añadió que este auto avala que "están en el buen camino y ratifica que no pasa nada por objetar porque sólo se ejerce un derecho".

El presidente del colectivo afirmó que la resolución judicial tiene "especial importancia sociológica en este momento porque es una reacción en nombre de la Constitución y la libertad frente a la postura inadminisble de algunas consejerías y de la propia Administración de amenazar continuamente a los padres de los objetores".

Blanco manifestó que ésta es la primera resolución de un Tribunal Superior de Justicia de España sobre este asunto lo que les produce "una gran satisfacción" y manifestó que hay recursos similares presentados en diferentes comunidades de España.

Recordó que en Asturias han sido "al menos 38 familias las que han presentado el recurso contra las resoluciones de la consejería" y aseguró que los autos que estos días se están notificando lo que hacen es legitimar la objeción de conciencia y dar carta de naturaleza jurídica a que los estudiantes no tengan que asistir a clase mientras no se produzca una sentencia.

La decisión supone a su juicio que el TSJA ha apreciado que hay una solvencia en la argumentación de los recurrentes y además destaca que no hay razón de interés público que pueda justificar que la Administración obligue a los niños a cursar la asignatura mientras se tramita el recurso. Ante ello, el Foro de la Familia confía en que la futura sentencia final les de también la razón.

Sobre el anuncio del consejero de Educación, José Luis Iglesias Riopedre, de recurrir el auto, Blanco indicó que es algo lógico porque "el que pierde siempre recurre". "Cuando sigan perdiendo seguirán recurriendo", añadió.

Asimismo criticó al presidente del Principado, Vicente Álvarez Areces, que hoy indicó que "el problema de fondo sigue siendo el mismo, que no es otro que se trata de una materia que está en el currículum, que ha sido avalada por una Ley del Parlamento y que, por tanto, considera que los alumnos tienen que recibir esa educación en las condiciones de igualdad con el resto de alumnos".

Benigno Blanco afirmó que quizás Areces "no acaba de entender lo que son derechos constitucionales" e insistió que los que objetan no se está negando a cursar una asignatura sino que ejercen un derecho que está en la Constitución.

Blanco insistió además en que cada vez "sorprende más fuera de las fronteras que haya un gobierno en la Europa del siglo XXI que intente formar a través del sistema educativo las conciencias de los escolares".