15 de agosto de 2020
18 de febrero de 2009

EpC.- La Junta de CyL cree que acertó con un currículum neutro y pide al Gobierno que retire el contencioso

VALLADOLID, 18 Feb. (EUROPA PRESS) -

El consejero de Educación de la Junta de Castilla y León, Juan José Mateos, defendió hoy tras conocer la última sentencia del Tribunal Supremo sobre la asignatura de Educación para la Ciudadanía (EpC) que el Gobierno regional acertó cuando propuso un "currículum neutro "que no tiene exactamente lo que dice el Tribunal Supremo y sí contiene lo que hoy dice el más alto tribunal del Estado".

Tras insistir en que la doctrina del Supremo da la razón a las tesis de la Junta de Castilla y León sobre esta asignatura, el consejero castellanoleonés consideró que ha llegado el momento de que el Gobierno retire el contencioso que mantiene con esta Comunidad Autónoma, y así se lo hará saber por escrito a la ministra de Educación, Mercedes Cabrera. "Sería muy positivo que el propio Gobierno retirara el contencioso con esta disciplina para desarrollarla como obligatoria y con el carácter normal y que pudiéramos dejar a cada uno lo que le corresponde", defendió.

Del mismo modo, consideró que la sentencia del Tribunal Supremo hace necesario que, por lo menos en Castilla y León "y a poder ser en el Estado español", se cierre el capítulo sobre esta asignatura, "que debe desarrollarse en los términos que tenemos nosotros y que está de acuerdo con el propio Tribunal".

En declaraciones en los pasillos de las Cortes de Castilla y León, Mateos insistió en que tras analizar en la mañana de hoy "una sentencia que es compleja" puede concluir que la Junta tenía razón cuando se empezaron a hacer las primeras disquisiciones sobre esta asignatura.

"La Junta ha dicho siempre que aceptaba, porque no había más remedio, que esta fuera una asignatura obligatoria y eso lo dice ahora el Tribunal Supremo", destacó Mateos, que aseguró que el currículum de Castilla y León recoge los aspectos autorizados por el alto tribunal y no así los términos que han sido rechazados, como el hecho de que no se deben inculcar cuestiones morales que en la sociedad española son controvertidas.