15 de octubre de 2019
  • Lunes, 14 de Octubre
  • 26 de febrero de 2018

    El grupo de escuelas de idiomas Enforex trae a España cada año a más de 40.000 estudiantes extranjeros

    MADRID, 26 Feb. (EUROPA PRESS) -

    El grupo de escuelas de idiomas Enforex, presidido por el empresario español Antonio Anadón, trae a España cada año a más de 40.000 estudiantes extranjeros de 82 nacionalidades que vienen a estudiar castellano en sus más de 32 escuelas. Su estrategia de negocio está basada en adquirir y acondicionar edificios históricos para convertirlos en residencias y escuelas de idiomas.

    Cuando Antonio Anadón cumplió 14 años, su madre le envió a un curso de verano en una escuela en Estados Unidos. La experiencia le cambió la vida. "Me enseñó a tener una visión más amplia del mundo", recuerda. "Volví con el sueño de hacer que más estudiantes como yo compartiesen esa experiencia", añade este empresario que montó su primer negocio a los 17 años.

    En 1989 fundó el grupo de Enseñanza Enforex, y en 2005 adquirió la firma holandesa Don Quijote, también especializada en enseñanza del español. Actualmente, Anadón es presidente de Enforex, con más de 40.000 estudiantes y una facturación de 32 millones de euros.

    Su objetivo ahora es seguir consolidándose en las principales ciudades españolas, en estos momentos en Madrid, y saltar a América Latina como un destino para el aprendizaje del idioma. Para ello, está invirtiendo en Cuba, Colombia y Brasil. Su estrategia de negocio está basada en adquirir y acondicionar edificios históricos para convertirlos en residencias con zonas compartidas para actividades y escuelas de idiomas.

    "También conseguimos que se creen buenas relaciones con otros países. Los jóvenes estudiantes serán los mejores representantes de nuestro país. La hija de Obama o el alcalde de Nueva York estudiaron español en nuestros centros y siempre nos lo agradecen", asegura.

    Valencia es la última ciudad donde ha apostado por su modelo de negocio como foco de atracción para estudiantes de todo el mundo dispuestos a aprender español. Así, Enforex adquirió cuatro edificios emblemáticos y compró el colegio de San Nicolás en febrero de 2017.

    De este modo, y con una inversión superior a 20 millones de euros a corto plazo, pretende aumentar de forma considerable el número de alumnos de todo el mundo que lleguen a Valencia a aprender español. Actualmente, Enforex tiene más de 600 empleados en el grupo y prevé generar más de 60 empleos directos en Valencia.

    Además, recientemente, en Málaga ha adquirido el convento de Las Catalinas, con una inversión de 10 millones de euros, así como otros edificios en Granada y Barcelona. Mientras, en Madrid está acondicionando otros dos edificios.