24 de febrero de 2020
21 de enero de 2020

Hazte Oír considera "una victoria" la implantación del 'pin parental' en Murcia contra el "adoctrinamiento LGTBI"

"El 'pin parental' acabará implantándose en toda España, le guste o no a la extrema izquierda y a la derecha acomplejada", aseguran

Hazte Oír considera "una victoria" la implantación del 'pin parental' en Murcia contra el "adoctrinamiento LGTBI"
El presidente de Hazte Oír, Ignacio Arsuaga, en una imagen de archivo. - EUROPA PRESS - ARCHIVO

MADRID, 21 Ene. (EUROPA PRESS) -

La organización Hazte Oír, impulsora del 'pin parental', considera "una victoria" la implantación de esta medida contra el "adoctrinamiento LGTBI" en la Región de Murcia, y ha emprendido una nueva campaña para que Partido Popular, Vox y Ciudadanos defiendan este veto parental a actividades complementarias en los colegios e institutos.

"Nuestra gran victoria en la región de Murcia ha puesto a Pedro Sánchez de los nervios", afirma la organización aludiendo al anuncio del Gobierno de recurrir en los tribunales el 'pin parental', que califica como una herramienta de los padres "frente a los totalitarios" en esta nueva campaña, que según Hazte Oír cuenta ya con el respaldo de más de 100.000 personas.

La campaña se acompaña de una carta dirigida al presidente del PP, Pablo Casado, al presidente de Vox, Santiago Abascal, y a la líder de Ciudadanos Inés Arrimadas, donde les pide que trabajen por el 'pin parental' "allá donde gobiernen para hacer frente a la máquina de propaganda que supone este tipo de actividades sin ningún control en las escuelas".

El presidente de Hazte Oír, Ignacio Arsuaga, asegura que "el 'pin parental' no cuestiona la labor de los docentes que tienen una especialización académica y una cualificación pedagógica y que imparten sus asignaturas conforme a un programa curricular establecido".

"Es una herramienta perfectamente legal con la que los padres defienden a sus hijos del adoctrinamiento en ideología de género que manipula a los niños y los somete a experimentos", añade el presidente de la organización.

Además, el presidente de Hazte Oír ha afirmado que "el 'pin partental' acabará implantándose en toda España, le guste o no a la extrema izquierda y a la derecha acomplejada", porque considera "imparable" la movilización social que apoya esta medida.

DENUNCIA A LOS DIRECTORES DE CENTROS

El pasado viernes, Hazte Oír anunció que denunciará a los directores de los centros educativos que "obstaculicen" la implantación del 'pin parental', una medida promovida por esta organización para que las familias tengan que autorizar expresamente la asistencia de sus hijos a clases con contenidos de diversidad afectivo-sexual dentro del horario escolar.

En un comunicado, la organización advertía que también denunciará a los consejeros de Educación de las autonomías que se opongan a esta medida que consideran un "derecho" de los padres "frente a los activistas LGTBI, las feministas supremacistas y los ideólogos de género", según la portavoz de Hazte Oír Teresa García-Noblejas.

El pasado mes de septiembre, coincidiendo con el inicio del curso escolar, Hazte Oír envió a 23.000 colegios públicos y concertados de toda España ejemplares del formulario 'PIN parental contra el adoctrinamiento en ideología de género', para que los padres soliciten información previa y consentimiento expreso para la asistencia de sus hijos a clases con contenido afectivo-sexual.

El propósito de la campaña, según Hazte Oír, era "conseguir que el Partido Popular, Ciudadanos y Vox influyan para implantar la 'Solicitud de información previa y consentimiento expreso' para padres en las comunidades autónomas de Andalucía, Castilla y León, Madrid y Región de Murcia".

Además, la entidad envió la misma documentación a 6.000 Asociaciones de Madres y Padres (AMPAS) de colegios e institutos de enseñanza secundaria de Castilla y León, Murcia, Andalucía y Madrid en las que gobierna el Partido Popular con el apoyo de Ciudadanos y Vox.

A finales de septiembre, la Federación de Enseñanza del sindicato Comisiones Obreras (CCOO) denunció a Hazte Oír ante la Fiscalía General del Estado al considerar que su campaña "fomenta el odio" y podía constituir un delito.